El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 11°C
Versión digital

sab 25 Jun

BUE 11°C
Gasto público

El Gobierno tuvo un déficit primario de más de $75.000 millones en febrero: +306% interanual

El aumento en el gasto fue impulsado por la inversión de capital en combinación con medidas de inclusión y contención social

Los gastos públicos superaron los ingresos en el segundo mes del 2022.
Los gastos públicos superaron los ingresos en el segundo mes del 2022.
21-03-2022
Compartir

Con poca recaudación y muchos gastos por parte del Estado, el Sector Público Nacional (SPN) registró en febrero un resultado primario deficitario de $76.283 millones. El pago de intereses de la deuda pública, neto de pagos intra-sector público, fue de $60.615,3 millones, resultando en un déficit financiero de $136.898,8 millones. De esa forma, los gastos públicos superaron los ingresos en el segundo mes del 2022.

Según informó el Palacio de Hacienda esta tarde, el resultado se explica por un incremento de los ingresos de 61,5% i.a. y un crecimiento de 70% i.a. del gasto primario

El gasto primario registró en febrero una suba de 70,0% i.a., que asciende a 74,2% si se excluye el gasto COVID en 2021 y 2022. Nuevamente la inversión de capital en combinación con medidas de inclusión y contención social impulsaron dicha expansión”, detalló el ministerio de Economía.

“De esta manera, al primer bimestre del año se acumula un déficit primario de $92.982 millones y un déficit financiero de $287.563 millones”, agregó.

Ingresos 

Los Ingresos totales del SPN ascendieron a $846.031 millones. Los ingresos tributarios crecieron 58,8% i.a impulsados principalmente por IVA (66,6% i.a.), Créditos y Débitos (122,8% i.a.) e ingresos asociados a la Seguridad Social (63,9% i.a.)

“Los ingresos ligados a la actividad económica, como el IVA neto de reintegros (+$59.461,8 millones; +66,6% i.a.) y los Créditos y Débitos (+$42.267,1 millones; +122,8% i.a.) una vez más exhibieron un crecimiento por encima del nivel de precios”, detalló el Mencon.

En cuanto a los tributos del comercio exterior, se observó una expansión tanto de los Derechos de Exportación (53,2% i.a.) como de los Derechos de Importación (67,9% i.a.)

Por último, los ingresos correspondientes a Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social evidenciaron un incremento de 63,9% i.a., “como consecuencia del incremento del salario medio, tras los distintos acuerdos paritarios y de la recuperación del empleo registrado”.

Gastos del Estado

En cuanto a las erogaciones del SPN, el gasto primario alcanzó los $922.314,2 millones (70% i.a.), que asciende a 74,2% si se excluye el gasto COVID en 2021 y 2022.Nuevamente, la inversión de capital en combinación con medidas de inclusión y contención social impulsaron la expansión del gasto primario”, explicó el Gobierno.

Las transferencias corrientes alcanzaron los $327.784 millones (85,5% i.a.). “Aquellas correspondientes al sector privado presentaron un crecimiento de $124.690,2 millones (92,8% i.a.). En este concepto destacan el incremento del programa Potenciar Trabajo ($14.474,3 millones) producto de la inclusión de nuevos beneficiarios y la suba del monto de la prestación; el crecimiento de Políticas Alimentarias ($9.595,7 millones), como resultado de la iniciativa del Gobierno Nacional de ampliar el universo de beneficiarios hasta 14 años, inclusive; y el incremento en el pago de Asignaciones Familiares ($18.309,1 millones), el cual contempla el otorgamiento del complemento mensual dispuesto por el decreto N°719/21. Al mismo tiempo, se observaron aumentos en las transferencias destinadas a los programas Previaje ($8.990,4 millones), PROGRESAR ($6.107,8 millones) y ACOMPAÑAR ($2.990,7 millones)”, indicó la cartera encabezada por Martín Guzmán.

En materia de subsidios energéticos, se destacó la asistencia a CAMMESA ($28.400,0 millones) en el marco del programa Formulación y Ejecución de la Política de Energía Eléctrica.

Las transferencias corrientes al sector público arrojaron una variación de $27.912,9 millones (+69,4% i.a). Se destacan las transferencias con destino a la ciudad Autónoma de Buenos Aires y a la provincia de Buenos Aires en concepto del Fondo del Fortalecimiento Fiscal. Asimismo, se registraron aumentos en las transferencias a Universidades ($10.183,3 millones), en virtud de los acuerdos salariales vigentes, y a Gobiernos Provinciales ($3.597,0 millones) por parte del Ministerio de Educación en el marco del FONID.

Por su parte, las prestaciones de la seguridad social ascendieron a $367.074,0 millones (60,8% i.a). Esta dinámica se explica por el impacto de la fórmula de movilidad vigente (Ley N° 27.609), que arroja mayores incrementos en línea con la recuperación de la recaudación y los salarios de la economía. En el mismo sentido, las remuneraciones registraron una variación de 74,1% i.a. producto de los incrementos otorgados de acuerdo a la paritaria salarial vigente, sumado a que se realizaron algunos pagos adelantados de las remuneraciones correspondientes al mes de febrero en virtud de los feriados de carnaval. En cuanto al gasto en bienes y servicios, este registró una suba de 8.963,6 millones (35,5% i.a.), el cual contempla las erogaciones del PAMI destinadas a servicios médicos ($4.209,5 millones).

Finalmente, el gasto de capital registró una suba de $18.077,5 millones (55,0% i.a.) respecto al año anterior. “Con respecto a las Transferencias de Capital se destacan las realizadas por el Ministerio de Desarrollo Productivo ($1.756,7 millones), el ENOHSA ($1.229,9 millones), y el Ministerio de Obras Públicas ($1.101,5 millones). Además, se evidenció un incremento de la Inversión Real Directa, en la que se destaca la inversión realizada por la Dirección Nacional de Vialidad para la construcción y mantenimiento de autopistas, rutas y autovías ($2.881,0 millones), y las erogaciones realizadas por el Ministerio de Educación en el marco del programa Fortalecimiento de Jardines Infantiles ($1.147,9 millones) y en la implementación del Plan Federal Juana Manso ($1.098,0 millones)”, concluyó el Palacio de Hacienda.

Está mal (pero no tan mal)

“Tenían que bajar el déficit, no subirlo”, dijo el economista Martín Polo en su Twitter. Allí mostraba que el déficit primario acumulado del primer bimestre es 0,2% mientras que el fiscal es de 0,5% y “está en el podio del peor inicio de año” con 2015 y 2020.

Según el analista Christian Buteler, no estaría en riesgo la meta trimestral del acuerdo con el FMI. “La meta fiscal a marzo es de un déficit primario $222.300 millones. En enero y febrero sumamos un déficit primario de $92.982 millones. El déficit primario de marzo 2021 fue de $74.500 millones. Aun creciendo un 60% estaría dentro de la meta pautada con el FMI”, dijo.

“El déficit primario al primer bimestre equivale al 41% de la meta para el primer trimestre de déficit primario según el acuerdo con el FMI y a sólo el 5% del déficit primario anual contenido en el mencionado memorando”, indicó el director del Iaraf, Nadin Argañaraz.

De todas maneras, es un año largo y los meses de mayor gasto están por delante aún.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés