El Economista - 70 años
Versión digital

vie 24 May

BUE 10°C
Foco en ingresos

El Gobierno, los sindicatos y la UIA acordaron acelerar paritarias (bono, descartado)

El Gobierno mantuvo hoy en Hacienda una nueva reunión tripartita con empresarios y sindicalistas para “mejorar el poder adquisitivo de los salarios”

Pablo Moyano, ausente en la primera reunión, estuvo presente hoy
Pablo Moyano, ausente en la primera reunión, estuvo presente hoy
05 abril de 2022

El Gobierno mantuvo hoy en el Palacio de Hacienda una nueva reunión tripartita con empresarios y sindicalistas en la que se acordaron tres medidas para “anclar expectativas” de inflación y “mejorar el poder adquisitivo de los salarios”. Sin embargo, solo hubo representantes de las industrias, y no de otros sectores de la economía.

Las medidas se centrarán en tres ejes particulares. 

  1. Podrá haber reapertura de paritarias antes de las fechas estipuladas y se acelerarán las que no se encuentran en etapa de tratativas.
  2. Se presentará y apoyará una canasta de productos esenciales a precios regulados en comercios de cercanía.
  3. Se trabajará en iniciativas que protejan a las pymes, y su abastecimiento, del impacto internacional. 

Quedó descartado, por ahora, un bono compulsivo. Una idea que no gustaba en los gremios. “El salario se defiende con las discusiones paritarias y el Gobierno está ofreciendo esa posibilidad”, dijo Hugo Moyano, días atrás. Adicionalmente, en los sindicatos señalan que, ante esas medidas excepcionales, suele haber alto grado de incumplimiento de los empleadores, lo que termina relativizando su impacto.

Este encuentro es el segundo luego del que se produjo la semana pasada tras una convocatoria formulada por el presidente Alberto Fernández para establecer una mesa de diálogo y concertación social, en busca de “fortalecer la reactivación económica de manera articulada con la creación de empleos y la mejora en los ingresos reales de la población”.

La aceleración de la inflación fue decisiva en la convocatoria, ya que en febrero el índice general marcó 4,7% y 7,5% en alimentos. En tanto, en marzo, ya con todo el impacto de la guerra en Ucrania, los precios se mantuvieron al alza, cerca del 5,5% a nivel general, por lo que el Presidente lanzó la “guerra contra la inflación”.

En representación del Gobierno, estuvieron presentes el Ministro de Economía, Martín Guzmán; Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni. Fue una señal oficial hacia adentro del FdT también: son los tres ministros cuestionados por el kirchnerismo. También estuvo la Jefa de Gabinete de Economía, Melina Mallamace.

Por el lado empresario, se presentaron el presidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, junto al secretario de la entidad Miguel Angel Rodríguez, el vicepresidente regional Guillermo Moretti y el director ejecutivo, Diego Coatz.

En representación del sector sindical, estuvieron los secretarios generales de la Confederación General del Trabajo (CGT), Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña junto al secretario general adjunto de la entidad Andrés Rodríguez. Vale recordar que Moyano, cuya relación con la cúpula cegetista está tirante, no había participado de la primera reunión.

“Las partes reunidas coincidieron en la necesidad de concertar acciones que permitan afrontar las dificultades económicas locales, agravadas por el conflicto en Ucrania, con el fin de mejorar el poder adquisitivo de los salarios, cuidar la canasta básica de consumo de los argentinos y argentinas y preservar la reactivación de la economía”, consignó el acta firmada por los participantes del encuentro.

Las tres medidas

Con el objetivo de mejorar el poder adquisitivo de los salarios, la CGT solicitó que, frente a la posible evolución del costo de vida en el marco de esta situación “excepcional”, se anticipe la apertura de negociación de aquellos convenios salariales que aún no han vencido o no se encuentran en la etapa de tratativas.

Por su parte, la UIA, en representación del sector industrial argentino, remarcó que el diálogo social “permite generar las políticas adecuadas para el desarrollo económico con inclusión social, y que la fijación de los salarios mediante la negociación colectiva es la herramienta adecuada para lograr el incremento de las remuneraciones, manifiesta en este contexto excepcional la conformidad con el pedido efectuado”. 

Ambas partes propusieron darle seguimiento a los resultados de estas negociaciones. Por lo tanto, no habrá un bono para privados, pedido que realizaron muchos sectores que hoy no estuvieron presentes en la reunión.

Por otro lado, las partes coincidieron en que bajo las actuales circunstancias se producen “dispersiones significativas en los precios de los alimentos y otros productos de la canasta básica”. Además, afirmaron que tales dispersiones se registran tanto a nivel territorial como en diferentes formatos de comercialización. 

Ante tal situación, y de manera complementaria a las canastas de Precios Cuidados, los representantes del Gobierno informaron que se está próximo a establecer una canasta de primera necesidad, integrada por entre 50 y 60 productos, que tengan un precio claro en los diferentes formatos de comercialización, el cual tendrá una amplia difusión. 

“Las partes comparten los objetivos de dicha política y se comprometen a, una vez concretada, realizar una amplia campaña de divulgación a los fines de fortalecer la referencia de precios en la población. La mencionada lista y su formato de implementación se encontrará finalizado dentro de las próximas 72 horas”, rezaba el documento del encuentro.

Finalmente, los presentes coincidieron en que bajo el actual escenario global se producen tensiones significativas en la cadena de suministros, acceso a insumos claves, logística y abastecimiento energético a nivel internacional.  Por lo tanto, “las partes acuerdan conformar mesas de trabajo para diseñar e implementar las medidas tendientes para administrar las dificultades de la actual coyuntura, en particular en lo atinente al impacto en las pymes”, concluyó el comunicado.

 

***

Encuentro federal de Came 

En el marco del encuentro federal de la Confederación Argentina de Mediana Empresa (Came) en Corrientes, el presidente de la entidad, Alfredo González, valoró que el sector pyme argentino impulse una integración verdadera y federal que favorece una agenda de trabajo en conjunto en todo el país y destacó la necesidad imperante de un plan estructural y efectivo contra la inflación, con “políticas que impliquen resultados a corto y largo plazo para garantizar previsibilidad al empresario que empuja la recuperación económica y productiva”. 

“Estas jornadas demuestran el compromiso de Came para seguir fomentando el carácter federal que tiene nuestra entidad y que necesitamos”, señaló el dirigente empresario. 

“Estamos aquí para compartir una agenda de trabajo, para exponer las necesidades de un país que es heterogéneo y que tiene distintas realidades pero una urgencia común, que es, por un lado, la de contar con políticas estructurales contra la inflación que atiendan las demandas de empresarios y comerciantes del Interior y de las economías regionales que hoy enfrentan una situación muy compleja”, advirtió.

Por otro lado, González se refirió a la necesidad de “favorecer la articulación entre sectores para garantizar la generación de empleo y para contar con una legislación que contemple y respalde este esfuerzo que hacemos las pymes para reinvertir e invertir en el país, para seguir generando trabajo”. 

El titular de Came y el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, mantuvieron una reunión en la que dialogaron sobre la situación del sector productivo, de las pymes y del comercio exterior en Argentina, en la que también analizaron la emergencia agropecuaria y coincidieron sobre la necesidad de articular medidas que contengan la inflación y de contar con acceso a créditos para estas compañías. 

Tras este encuentro, Valdés exhortó a fortalecer a los gobiernos locales a través del federalismo, y dijo que el Estado debe dar más herramientas de apoyo al sector privado. “La potencia del país se mide por la cantidad de empresarios y comerciantes trabajadores que generan la producción; son el motor de esta Argentina que está por venir”, agregó.

Las jornadas pyme correntinas contaron con la participación de dirigentes empresariales de todo el país, quienes expusieron sus miradas locales y regionales en distintas mesas sectoriales. Además de plantear una agenda temática sobre el sector, el evento también permitió hacer entrega de una donación para los bomberos de Corrientes que tuvieron un rol clave durante los últimos incendios que afectaron a la provincia. 

En el acto, que contó con referentes de Came, también participaron el vicegobernador Gustavo Canteros; el intendente de la Ciudad de Corrientes, Eduardo Tassano; el presidente de la Federación Económica de Corrientes (FEC), Jorge Gómez y otros funcionarios locales y provinciales.

 

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés