El Economista - 70 años
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Agenda

El enfriamiento de la actividad arrastra al mercado laboral en Argentina y el mundo

El mercado de trabajo enfrentará un escenario adverso: habrá poca generación de empleo y salarios rezagados

El enfriamiento de la actividad arrastra al mercado laboral en Argentina y el mundo
17-01-2023
Compartir

El número de trabajadores privados en relación de dependencia creció 4,2% en 2022, fundamentalmente en los sectores del comercio, construcción y hotelería, pero los salarios reales quedaron por debajo de la inflación y se prevé que en 2023, con elecciones de por medio, el escenario sea más adverso aún, según un informe de Econviews.

"En febrero de 2022, pronosticamos que en un año no electoral la prioridad del Gobierno serían los puestos de trabajo (las cantidades, 'Q') antes que los salarios (los precios, 'P')", indicó la consultora.

En efecto, el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), para el universo de trabajadores privados en relación de dependencia, muestra que la masa salarial del sector privado formal creció 4,4% en 10 meses de 2022: 4,2% por cantidad de trabajadores (236.000) y sólo 0,2% por salarios, con un deterioro marcado en los últimos meses.

El índice de salarios de Econviews marcó un crecimiento del 93% anual a diciembre, lo que se traduce en una pérdida real del 0,9% en 2022. Similar al Ripte, que da una caída de 0,6%.  SIPA da un avance de 0,2% a octubre, pero la consultora prevé que cerrará el año en -0,5%.

Párrafo aparte: además, la recuperación pospandemia tuvo mucho énfasis en trabajadores informales (crecieron 15% en 2 años y medio), quienes no están sujetos a paritarias y vienen más de atrás con la inflación. Desde la consultora dicen que hay casi una "reforma laboral de facto": mientras que el empleo privado en relación de dependencia creció 3,4% respecto a febrero de 2020, los monotributistas aumentaron 17% desde entonces y 7,6% solo en 2022.

screenshot_52
Fuente: Econviews

"En 2023 creemos que no crecerá ni 'Q' ni 'P'. Con la actividad enfriándose, son pocas las empresas dispuestas a contratar trabajadores nuevos (la mitad que hace un año). Ya entre julio y octubre, el ritmo de creación de empleo desaceleró de 30.000 a 20.000 por mes. Y en cuanto a los salarios, el ministro Sergio Massa está escribiendo el próximo capítulo de los acuerdos de precios con ayuda de la CGT. La pauta de paritarias al 60% parece incumplible, pero ayudará a moderar presiones en el primer semestre", proyectó el informe y dijo que, en su visión, "los salarios subirán casi 100% punta a punta en 2023, sin ganar ni perder en términos reales". Con menos inflación en el primer semestre, agregan, "el poder adquisitivo podría recuperar 2-3 puntos hacia mitad de año, pero no será una mejora duradera".

Menos empleos y de peor calidad a nivel mundial

Se prevé que el empleo, a escala mundial, registre únicamente un aumento del 1% en 2023, menos de la mitad del aumento registrado en 2022, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En tanto, se espera que el desempleo aumente levemente, en unos 3 millones, hasta alcanzar 208 millones de desempleados (valor equiparable a una tasa de desempleo mundial del 5,8%).

"Ese moderado aumento previsto obedece en gran medida a la escasa oferta de trabajo en los países de altos ingresos. Ello invertiría la tendencia a la baja del desempleo mundial registrada de 2020 a 2022. En consecuencia, seguirá habiendo 16 millones de personas desempleadas más que en período de referencia previo a la crisis (valor con respecto a 2019)", indicó la OIT.

En el informe también se señala que, además del desempleo, "la calidad del empleo sigue constituyendo una de las principales inquietudes", y que "el trabajo decente es primordial para facilitar la justicia social".

La crisis del Covid-19 mermó los avances logrados a lo largo de una década para disminuir la pobreza. Pese a la leve recuperación registrada en 2021, cabe esperar que la compleja situación actual para encontrar empleo de mejor calidad se vea agravada, según se desprende de los resultados del estudio.

"A raíz de la actual coyuntura de desaceleración, muchos trabajadores se verán obligados a aceptar empleos de peor calidad, con frecuencia insuficientemente remunerados, y, en ocasiones, sin contar con las horas de trabajo necesarias", dijo la OIT.

"Por otro lado, teniendo en cuenta de que los precios aumentan a un ritmo más rápido que los ingresos nominales por trabajo, la crisis asociada al costo de la vida podría aumentar el número de personas en situación de pobreza. Esto se suma a la amplia caída de ingresos registrada durante la pandemia, que en muchos países afectó en mayor medida a los grupos de bajos ingresos", agregó.

La productividad y la recuperación del mercado de trabajo en riesgo

"El empeoramiento de la situación del mercado de trabajo obedece principalmente a nuevas tensiones geopolíticas y al conflicto de Ucrania, así como a la dispar recuperación tras la pandemia y a las frecuentes interrupciones de las cadenas de suministro a escala mundial", señaló la OIT en referencia a las perspectivas sociales y del empleo en el mundo.

Así, por primera vez desde 1970, el mundo se encuentra en una situación de estanflación, que conjuga simultáneamente una inflación elevada y un crecimiento económico insuficiente.

La situación de las mujeres y de los jóvenes en el mercado de trabajo es particularmente adversa. A escala mundial, la tasa de participación de las mujeres en el empleo alcanzó el 47,4% en 2022, frente al 72,3% de los hombres.

Esa diferencia de 24,9 puntos porcentuales significa que por cada hombre económicamente inactivo hay dos mujeres en la misma situación.

"Los jóvenes (de 15 a 24 años) deben afrontar graves dificultades para encontrar y mantener un empleo digno. Su tasa de desempleo es tres veces superior a la de los adultos. Más de uno de cada cinco jóvenes, a saber, el 23,5% no trabaja, no estudia, ni participa en algún programa de formación", afirmó la OIT.

Particularmente para América Latina y el Caribe, se prevé que el aumento anual del empleo se sitúe en torno al 1%.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés