El Economista - 70 años
Versión digital

jue 18 Abr

BUE 22°C
El agro no liquidó nada, el BCRA vendió US$ 197 millones y hay preocupación por el futuro del dólar soja III
En rojo

El agro no liquidó nada, el BCRA vendió US$ 197 millones y hay preocupación por el futuro del dólar soja III

El saldo negativo de la jornada se debe a que no se registraron liquidaciones por parte del agro: qué dicen los economistas y los exportadores

19 abril de 2023

Tras encadenar 6 ruedas consecutivas con saldo positivo, el Banco Central vendió este miércoles US$ 197 millones.

Así, el rojo del mes alcanza los US$ 244 millones y en lo que va del año unos US$ 3.222 millones.

El saldo negativo de la jornada se debe a que no se registraron liquidaciones por parte del agro en el marco de la tercera edición del dólar soja.

La buena "racha" de la autoridad monetaria se dio luego de la puesta en marcha el pasado lunes de una nueva edición del Programa de Incremento Exportador (PIE), con un tipo de cambio diferencial temporal de $300 por dólar para el complejo sojero y economías regionales.

Esto muestra la debilidad de la autoridad monetaria para adquirir divisas sin el programa. De hecho, previo a su implementación había encadenado 23 ruedas consecutivas de rojo (tercera racha más extensa de la Historia).

¿Por qué el complejo sojero no liquida?

Según el economista Ivo Ordoñez, cuando hay mucha volatilidad en el mercado se frena la operatoria.

"El ruido en los dólares financieros, sumado al precio implícito en los mercados de futuros, es un indicador de la presión sobre el oficial", dijo.

Este miércoles, el dólar blue terminó en $423, con el CCL en $429,58 y el MEP en $409,77.

"El BCRA se deshizo de US$ 197 millones en el mercado oficial de cambios, siendo la mayor venta desde el 3 de abril (US$ 259 millones) previo a implementarse el nuevo programa. Incluso, se convirtió en el rojo diario más abultado bajo un esquema 'soja' (anteriormente sólo hubo una venta por US$ 32 millones en la segunda edición). En un contexto en el cual las reservas netas reales rondan los US$ 900 millones, el posible fracaso del nuevo programa de incentivo exportador enciende las alarmas del mercado", dijeron desde ppi. 

Por su parte, el economista Salvador Vitelli dijo que la no liquidación del agro depende de varios factores. 

"Nos debemos remontar un poco a la génesis de todo esto y a por qué hoy no resultan atractivos los valores que estamos viendo de soja. Con los esquemas pasados de dólar soja 1 y dólar soja 2, la soja, al momento de terminarse estos esquemas, quedó relativamente inflada. Sobre todo después del segundo dólar soja por las mismas perspectivas que había de que vaya a ver otro tipo de cambio diferencial en el futuro", dijo ante una consulta de El Economista.

"Entonces eso arbitraba compras y generaba cierto sobreprecio por la soja. La idea central es que durante enero, febrero y marzo la soja quedó muy inflada porque había muchas perspectivas de que vaya a haber otro dólar soja. Ahora que se implementó el programa, el problema radica en que la mejora del precio no es acorde a la mejora del tipo de cambio porque el sector exportador está ofreciendo precios apenas superiores en un 10% a los precios que había antes de este esquema. El productor está esperando que se le convaliden precios superiores, en torno a los $115.000 y $120.000. Por ende, está trabada la comercialización"

"En la medida que sigamos con estos precios (entre $85.000 y $90.000), va a costar que arranquen fuertemente las liquidaciones, o por lo menos liquidaciones genuinas, porque en toneladas negociadas venimos muy por debajo de los esquemas pasados. Entonces, la justificación de lo que está pasando es básicamente una lucha de precios entre productores y exportadores, que aún no se logran poner de acuerdo en los valores", agregó.

"El productor no tiene demasiado apuro en vender porque sabe que este tipo de esquemas son transitorios pero a la vez repetitivos, no como en septiembre donde se dijo que iba a ser por única vez. Entonces, se concentró mucha oferta sobre ese mes. Ahora no va a ser para nada para nada igual porque se va a volver a repetir. Es año electoral donde también prima la incertidumbre y las ganas de estar dolarizado y en definitiva, su mercadería es dólar", concluyó.

En tanto, desde la Cámara de la Industria Aceitera Argentina (CIARA) señalan que "la comercialización de soja se encuentra demorada por varias razones, sobre todo climáticas. También influye la paralización de los puertos por razones ajenas a las empresas".

"El programa de compras de soja y registros de contratos de exportación de soja y productos derivados continúa activo", agregó.

"Las empresas van a estar trabajando hasta el día 31 de mayo como establece el mencionado decreto. Se prevé que la cosecha empiece a comercializarse próximamente", indicó.
 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés