Noviembre fue un mes malo

Duro golpe a las reservas: los argumentos del BCRA

En el último día hábil del mes, la autoridad monetaria entregó US$ 135 millones para abastecer la demanda y las reservas se desplomaron US$ 489 millones

BCRA registra el segundo cierre mas bajo del año
30-11-2021
Compartir

La semana pasada se conoció la disposición por la cual se prohibe la compra de pasajes, servicios y estadías en el exterior en cuotas. También, el Gobierno obligó, desde mañana, a que los bancos adecúen su posición global neta de dólares propios a 0%

Son síntomas evidentes de que el Gobierno necesita mejorar su posición de reservas, ya sea frenando la demanda o aumentando la oferta en el MULC. 

Hoy el BCRA debió deshacerse de US$ 135 millones de sus reservas. Esta cifra representa casi el doble de la rueda del lunes 29, en la que se habían vendido US$ 70 millones.

Según el extitular del BCRA, Martín Redrado, con las reservas actuales “no tenemos las espaldas suficientes para hacer frente a nuestros compromisos del primer trimestre (del 2022), ni siquiera para cubrir un mes de importaciones”

Así, con el cierre de hoy, noviembre cerró con un saldo negativo de US$ 890 millones, el segundo más alto de 2021. El primero fue en septiembre, cuando la pérdida fue de US$ 950 millones, luego de un primer semestre positivo gracias a las liquidaciones récord del agro.

Golpe a las reservas

Otro tema que generó cierta alerta en la city fueron los retiros de depósitos en dólares. Si bien no trascendieron datos oficiales sobre retiros, hubo varias versiones. 

Las reservas brutas informadas terminaron en US$ 41.549 millones, es decir, cayeron US$ 489 millones. Dado que los depósitos se contabilizan en el cálculo, la caída de magnitud fue sugerente. 

“Todo lo que tenemos en las reservas fue afectado por el contexto internacional, pero además vendimos en el mercado US$ 135 millones y también están los dólares físicos que piden los bancos para tener disponibilidad en caso de que los depositantes quieran retirarlos. Los bancos quieren tener liquidez y no arriesgarse a situaciones de tener que decirles que no a sus clientes”, dijeron en la entidad.

Tanto desde el BCRA como de las entidades y las consultoras señalaron que las entidades están líquidas y no hay riesgos para los depositantes. Incluso economistas de la oposición dijeron que la posibilidad de un “corralito” son inexistentes. “No tiene ni pies ni cabeza la posibilidad de un corralito”, dijo Martín Tetaz.

Sin embargo, las restricciones cambiarias, en conjunto con algunos mensajes viralizados durante el fin de semana, generaron desconfianza. 

La medida que nutrió ese mensaje fue la Com. A 7405

En ella, el BCRA instó a los bancos comerciales a mantener una Posición Global Neta (PGN) neutra, luego de haberlos obligado a no seguir aumentando su PGN en octubre (Com A 7395). El origen de la medida consiste en que una gran parte de los bancos comerciales mantenían una PGN positiva: al obligarlos a reducirlas hacia un nivel neutro, el BCRA podrá adquirir dólares que pertenecían a los bancos comerciales (no de los depositantes) producto del rebalanceo de la PGN. “Las recientes bajas del dólar MEP muy probablemente estén asociadas al exceso de oferta en ese mercado como consecuencia de esta medida”, señaló Ecolatina.

El economista Juan I. Paolicchi le puso números a la liquidez bancaria. “Casi el 80% de los depósitos totales en dólares están respaldados por efectivo y liquidez por parte de los bancos. Si sacamos al sector público (que no va a 'sacar sus dólares'), este número está arriba de 95%. Un sistema financiero en dólares más líquido no se podía conseguir”, dijo en Twitter.

Un sistema financiero en dólares más líquido no se podía conseguir”

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés