El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 19°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 19°C

¿Dónde invertir en lo que queda de noviembre?

Si bien las posiciones en pesos resultan muy atractivas, no debe olvidarse que las mismas se encuentran expuestas a las variaciones del tipo de cambio

16-11-2017
Compartir

Por Equipo de Research de PUENTE

La economía enfrenta una situación en la cual la inflación persiste más allá de los valores esperados para esta parte del año por el BCRA, lo que lo ha llevado a subir la Tasa de Política Monetaria (TPM) hasta 28,75%, o sea, unos 250 puntos básicos por encima del 26,25% que había mantenido desde abril de este año. A este nivel, la tasa se encuentra más de 10 puntos porcentuales por encima del nivel de inflación (18% anualizado) que deja una tasa real que se encuentra entre las más elevadas a nivel mundial.

Con este nivel de tasas, que se mantendría al menos hasta febrero, las posiciones en pesos se han vuelto aún más atractivas de lo que ya lo eran. De esta forma han mejorado las perspectivas de entrada de flujos financieros por parte de inversores locales como internacionales, lo que llevaría a que el peso a mantener la estabilidad que ha mostrado desde agosto.

La combinación de tasas reales elevadas junto con la perspectiva de un tipo de cambio estable para los próximos meses deja como resultado un cóctel atractivo para las posiciones en pesos. Entre ellas, las Lebac se posicionan como el instrumento más atractivo dentro del universo de renta fija en pesos, con tasas que van desde el 28,75% para las letras a 35 días, pasando a un 29,25% y 29,6% para los plazos de 98 y 273 días, respectivamente. Por su parte, con la tasa Badlar en alza, los bonos ajustados por la tasa de depósitos mayoristas también ofrecen rendimientos atractivos, particularmente aquellas emisiones provinciales como el Bocan 2018, Buenos Aires 2022 o Mendoza 2021.

Desde el Equipo de Research de Puente creemos que, si bien las posiciones en pesos resultan muy atractivas, no debe olvidarse que las mismas se encuentran expuestas a las variaciones del tipo de cambio, y resulta relevante que parte de las posiciones de un portafolio se encuentren dolarizadas, sobre todo para aquellos perfiles más bien conservadores. Dentro de las posiciones en dólares, encontramos que las de la parte media de la curva mantienen la mejor relación de riesgo-retorno, siendo los soberanos la opción más atractiva para perfiles más conservadores, así como los provinciales y corporativos para aquellos que busquen mayores rendimientos, asumiendo también un diferencial de riesgo respecto a los títulos soberanos.

En cuanto a las acciones, creemos que las caídas de las últimas ruedas han mejorado la rentabilidad esperada en la mayoría de las acciones argentinas, aunque resulta importante continuar ponderando la selectividad. Particularmente, encontramos valor en los sectores financiero e inmobiliario, los cuales se encuentran bien relacionados a la actividad económica, así como en extracción de petróleo y gas, dado el potencial de inversión en el sector, así como en el sector agropecuario, el cual continuará viéndose beneficiado durante los próximos años por las políticas aplicadas por el Gobierno.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés