BCRA: “El sistema financiero está sólido, líquido y solvente”

La autoridad monetaria emitió ayer el Informe de Estabilidad Financiera con datos hasta septiembre

Compartir

Por Alejandro Radonjic

El sistema financiero es clave para contener las crisis o, como tantas veces pasó en Argentina, porfundizarlas. Por suerte, en la crisis de 2018 el sector financiero se mantuvo sólido y, tal como sostienen en el BCRA, “mostró señales de fortalezas frente a los shocks que enfrentó Argentina, conservando niveles elevados de liquidez y solvencia”. Los datos surgen del Informe de Estabilidad Financiera, que emite semestralmente la entidad y tiene datos hasta septiembre pasado.

“Los depósitos del sector privado se mantuvieron relativamente estables frente al contexto macroeconómico en el que operó el sector”, señaló el reporte. “Si bien entre marzo y septiembre se desaceleró el ritmo de crecimiento de los depósitos, ese desempeño empezó a revertirse a partir de octubre. Con un crecimiento de las colocaciones del sector privado a plazo, en el marco de una mejora del mecanismo de transmisión entre la tasa de interés de política y las tasas de interés pasivas”, ampliaron.

A septiembre, el financiamiento total al sector privado acumuló un aumento del 13,1% interanual en términos reales, a pesar de la disminución de los últimos meses.

Los depósitos tradicionales a plazo fijo del sector privado en pesos aumentaron casi 15% en el mes de octubre mientras que las colocaciones en plazo fijo en UVA aumentaron 37% en el mismo período.

Si bien disminuyó el ritmo de crecimiento de los créditos hipotecarios, al cierre del tercer trimestre del 2018 aumentaron 122% interanual en términos reales.

La solvencia

En términos de niveles de apalancamiento del sistema financiero, la relación simple entre activo y patrimonio neto del sistema financiero local es de 9,6, en línea con la mediana de los países emergentes, que es de 9,2.

El efecto de los shocks en el sector financiero fue acotado, agregaron en Reconquista 266, producto de bajas exposiciones a riesgos y elevadas coberturas de liquidez, previsiones y capital, con un marco prudencial de regulación micro y macro.

La mora

Si bien el ratio de morosidad de la cartera aumentó en 0,3 punto llegando a 2,3%. “Este indicador continúa en los niveles más bajos de la Historia”, dicen en el BCRA y grafican con números: fue 40% en 2003 y el máximo reciente fue 3,7% en 2009. En términos regionales, agregaron, se encuentra en 3,1%. A la vez, el ratio de morosidad de los préstamos hipotecarios en UVA es de 0,1%.

Por último, el BCRA informó que, desde enero hasta septiembre, el acumulado de transacciones tuvo un aumento interanual de 1,4 punto en términos del PIB, alcanzando un nivel de 43,7%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés