“Aún manejamos un número de crecimiento de 3,2% para 2017”

"Creemos que el BCRA retomará la baja de tasas de política monetaria en el mes de julio y terminarán 2017 en 21,75%", afirma Miguel Zielonka

Compartir

Entrevista a Miguel Zielonka Econviews Por Alejandro Radonjic

Miguel Zielonka, director asociado de Econviews, no afloja con su perspectiva de crecimiento, aun cuando los números preliminares del 2017 no vienen acompañando. “Posiblemente seamos de los más optimistas en estos momentos”, reconoce, luego explica: “Vemos el consumo creciendo 3% y la inversión expandiéndose 9% año contra año”. Asimismo, dice que la perspectiva de inflación para 2017 es 22% y para 2018, 17%, en ambos casos por encima de las metas de Reconquista 266. Sin embargo, será suficiente para bajar la tasa de referencia desde el 26,25% actual.

Hoy, el Indec dará a conocer el IPC AMBA y todos sugieren que va a estar debajo de 2%, e incluso cerca de 1,5%. ¿Qué pronóstico tienen en Econviews? 

Nuestra estimación de la inflación de mayo para AMBA es de 1,6%.  Y esperamos que el componente núcleo para el mismo período se ubique marginalmente más abajo, en 1,5% mensual.

¿Cómo sigue el IPC en los próximos meses?

Nuestras proyecciones de inflación a nivel nacional hasta fin de año son consistentes con una inflación núcleo a un promedio mensual de 1,3%.  En noviembre incorporamos una nueva tanda de aumento de tarifas de luz y gas, que llevan el registro mensual a 1,7% en ese período.  Tomando las cifras reales hasta mayo y la proyección según esta cadencia llegamos a un número de inflación nacional acumulada de 22% para todo el 2017 en la medición punta contra punta.

Ante ese escenario, ¿qué creen que hará el BCRA? Varios analistas dicen que, ahora, la autoridad monetaria será algo más cauto con la poda de tasas?

Creemos que el BCRA retomará la baja de tasas de política monetaria en julio, y que recortará 75 puntos básicos por mes hasta diciembre inclusive.  Así, el centro del corredor de pases de siete días se ubicaría en diciembre en 21,75% en comparación con el 26,25% actual.  Aún después de las bajas, la tasa se mantiene positiva en términos reales contra una expectativa de inflación de 17% en 2018.  Nuestra visión se encuentra por encima del objetivo del BCRA del 12%.

¿Cómo están viendo el nivel de actividad? Está creciendo, ciertamente, pero poco aún. El EMAE del primer trimestre dio apenas 0,1% arriba interanual?

Aún manejamos un número de crecimiento real de 3,2% para el 2017, y posiblemente seamos de los más optimistas en estos momentos.  Vemos el consumo creciendo 3% y la inversión expandiéndose 9% año contra año.  Definitivamente la recuperación no se está mostrando a tasas chinas, pero es bueno recordar que tampoco China está creciendo a tasas chinas hoy en día.  Otro aspecto a destacar es que la performance por sectores y por geografías es muy  heterogénea.  La velocidad promedio que lee el crecimiento del PIB a nivel consolidado se traduce en diferentes aceleraciones  en cada actividad y sector.  Por dar algunos ejemplos, construcción y motos vienen muy por encima del promedio e industria y consumo en algunos canales vienen bien por debajo del promedio.

La pata fiscal aparece, por lejos, como la más flaca del modelo y las críticas hacia el gradualismo arrecian. ¿Qué visión tienen desde Econviews?

Esperamos que el Gobierno cumpla con los objetivos y pautas del programa fiscal fijado.  De ese modo, el déficit primario no debería exceder de 4,2% del PIB en 2017 y de 3,2% del PIB en 2018.  Para ello, el año 2018 será contractivo en términos fiscales y estimamos que junto con una recuperación de la recaudación el Gobierno avanzará en una consolidación fiscal vía reducción de subsidios.  Es necesario que el Gobierno muestre progresos en esa dirección.  Es importante tener en cuenta que la implementación de la reducción de subsidios para reducir el déficit tiene impacto inflacionario.  La frazada es corta en ese sentido.  El frente previsional es otro mecanismo de vinculación entre política monetaria y fiscal.  Como las jubilaciones se encuentran indexadas a la inflación pasada, una desinflación muy rápida generaría un bache fiscal ya que el pago de jubilaciones se ajustará con la inflación pasada y la recaudación evolucionará según la inflación presente. Delicias de la coordinación entre política fiscal y monetaria.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés