El Economista - 70 años
Versión digital

mar 25 Jun

BUE 7°C
Kristalina Georgieva, Directora Gerente del FMI
Clave

Argentina y el FMI: se soluciona a último minuto

Atrasos, reservas netas en un negativo furioso y un Massa cada vez más beligerante con el FMI son un combo preocupante.

09 julio de 2023

Atrasos en los pagos, reservas netas en un negativo furioso y un Sergio Massa cada vez más beligerante con el FMI son un combo preocupante para el mercado y el fantasma de la D (de default) vuelve a aparecer. Pero la sangre no llegará al río, dice un informe de Econviews.

"Si bien la falta de pago de la Argentina es una mala noticia para el FMI, creemos que la Argentina tiene mucho más para perder que Washington y que, por ende, el Fondo tiene más poder en esta negociación", dice el informe.

Según la consultora, un default con el FMI haría subir muy rápidamente los dólares de mercado y eso casi sin rezago se va a trasladar a los precios. "Ya sabemos que muchos precios hoy se mueven en un 'blend' de dólar informal y dólar oficial. Un nuevo salto en la inflación en medio de esta sensación de orfandad puede ser demoledora para una economía que ya estaba en terapia intensiva", dijeron. 

Casi con seguridad el Banco Mundial, el BID y la Corporación Andina de Fomento (CAF) paralizarían todo desembolso previsto en los próximos meses. Esto agravaría aún más el problema del balance de pagos, o como le gusta decir al kirchnerismo: la restricción externa. Las filiales de multinacionales que todavía reciben crédito de la casa matriz para que importen verían como se corta el chorro, generando más faltantes de productos y agudizando los problemas de actividad. 

¿Y si desde la opinión pública alguien podría pensar que el Gobierno puede encontrar una épica en semejante movida, como fue el default a los buitres en 2014? "No creemos que haya tal cosa. El fogonazo inflacionario y la recesión serán, en nuestro criterio, factores mucho más determinantes. Como estrategia electoral, incumplir con el FMI sería demoledor", dijeron en Econviews y concluyeron: "Hay juegos dialécticos y escaramuzas, pero al final del día en nuestro escenario base esto se soluciona en el último minuto que podría ser la semana que viene o principios de la otra".

"Ambas partes tienen incentivos a terminar con un final que, si bien no se puede decir que sea feliz, al menos que no sea trágico. Nuestro escenario base es que el Gobierno tendrá que hacer un esfuerzo adicional, probablemente en lo fiscal y quizás acelerar el crawling peg, pero tanto una devaluación con salto discreto antes de las PASO como un default son escenarios de baja probabilidad", ratificaron.

 

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés