El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 15°C

La ciencia y la competitividad

Entrevista a Fernando Peirano, presidente de AEDA

08 julio de 2015

Entrevista a Fernando Peirano, presidente de la Asociación de Economía para el Desarrollo de la Argentina (AEDA). ¿Cuál es hoy el principal desafío del desarrollo científico y tecnológico local? Argentina tiene una riqueza en recursos naturales que para visualizarla e identificarla necesita de ciertas capacidades científicas, tecnológicas y empresariales. Uno puede ver residuos de la zafra o puede detectar biomasa e iniciar una cadena de energía sustituta de los plásticos basados en petróleo. Elegir el segundo camino y poner en valor nuestra riqueza natural es el gran desafío que tenemos como país. ¿El país está bien posicionado para elegir este camino? Tenemos una larga tradición científica de la cual han surgido tres premios Nobel y somos uno de los países que tiene más investigadores entre la población económicamente activa: tres de cada mil. Pero principalmente tenemos la oportunidad de integrar dos activos que en estos años se han recuperado y consolidado: por un lado, está la plataforma de Ciencia y Tecnología (CyT) y, por el otro, un sistema productivo capaz de producir bienes sofisticados y complejos. Me refiero a la industria automotriz, metalmecánica, química, petrolera o aquella asociada a la industria de alimentos, entre otros ejemplos. La combinación de estas dos esferas es la que nos permite avanzar en el desarrollo y escapar de la competitividad basada en precios y atada a costos. ¿Es un tema fundamental para mejorar el perfil productivo? Sin duda. Esto nos permite apuntar a la sofisticación de nuestro perfil exportador para avanzar en la escalera del agregado de valor. Y en especial creo que propone la posibilidad de una industrialización, diferente a la del libreto de los años '60 o '70. Hablo de una industrialización que pueda hacerse fuerte en ciertos procesos o eslabones asociados a la transformación biológica, los nuevos materiales o al manejo de la información, entre otros. Argentina tiene las cualidades para ubicarse en estos eslabones que permiten una captura importante de las rentas que hoy circulan en las cadenas de valor globalizadas. ¿Cuáles son los principales obstáculos para avanzar en este sentido? El principal desafío es invertir aún más en Investigación y Desarrollo (I&D) y, también, crear espacios de articulación para una mayor integración de las políticas de ciencia, tecnología e innovación y de las políticas productivas. Esto alude a innovaciones institucionales y a llenar de actores estas cadenas y estos espacios. Un ejemplo claro de cómo avanzar es el impulso de YPF Tecnología, la empresa mixta entre el Conicet y la petrolera que permite crear la tecnología necesaria para explotar Vaca Muerta pero que, también, permite darle sentido a la inversión en I+D. ¿Por qué resulta tan difícil incrementar la inversión en I+D en el ámbito empresarial local? Creo que para empezar tenemos un obstáculo estructural que es el alto grado de transnacionalización de nuestra economía. Muchas veces, los actores más relevantes y de más porte están inmersos en estrategias e incentivos que no se resuelven fronteras adentro. ¿Y cómo avanzar para otorgarle protagonismo a la integración de la ciencia y tecnología en las empresas? Una de las propuestas es crear una masa crítica de empresas locales que hagan negocios basados en la innovación. Hoy ya hay un club de 4.500 Pymes innovadoras que recibieron el apoyo de Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR) y el objetivo es llegar a 10.000 en los próximos años. La dinámica de las empresas de software, biotecnología asociada al agro o equipamiento médico son ejemplos en este sentido. Pero no cuentan una historia completa. Por eso es importante que esta dinámica se replique en toda la economía. Se está avanzando en la creación de plantas de biotecnología diseñadas por investigadores argentinos, instaladas en todo el mundo. Estas son particularidades que nos distinguen como país pero que actualmente son casos aislados o raros. Tenemos que lograr que esta sea la regla, que estos casos cuenten la historia de la Argentina.

últimas noticias

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés