El Economista - 70 años
Versión digital

vie 01 Mar

BUE 22°C
Tendencias

¿Qué es "la verdad" en el mundo cripto?

El mundo cripto debe limpiar su imagen ante el mundo si quiere mantenerse vigente. Las experiencias recientes del exchange Lemon y del criptodólar Tether van en la dirección correcta.

¿Qué es "la verdad" en el mundo cripto?
Gonzalo Martínez Mosquera 14 febrero de 2023

Si todavía no probaste el bot de inteligencia artificial llamado ChatGPT, hacelo. Es la tecnología que podría destronar a Google, dicen. Esta compañía salió con su propio desarrollo llamado Bard, pero cuando le hicieron una pregunta respecto a los descubrimientos hechos por un telescopio, dio una respuesta incorrecta. La acción de Alphabet, la compañía dueña de Google, no tardó en reaccionar y cayó 9%. La pregunta que me surge es qué hubiese ocurrido si ChapGPT también daba la misma respuesta y más aún, cómo sabemos que la respuesta que dio Bard no fue la correcta en realidad y que todo el resto está equivocado. 

Podríamos decir que la "verdad" es lo que el consenso dice que es. 

Algo similar ocurre en el caso del valor y las blockchains. Dado que muchas de estas redes pueden forkear, o sea que cada tanto aparecen cadenas de bloques paralelas, los mineros o validadores tienen que definir cuál de las dos es la válida, aquella que lleva "la verdad". En el caso del Proof of Work que usa Bitcoin, por ejemplo, la elegida será siempre la más larga, la que tenga la mayor cantidad de bloques (en realidad es la que tenga el mayor hash, pero eso sería ponernos muy técnicos). 

Pero, ¿qué ocurre cuando la información es manejada de manera centralizada por un ente en particular? Ahí ya no hay consenso que valga y la "verdad" dependerá de lo que aquel quiera revelar. Es el caso por ejemplo de los exchanges cripto, que pueden optar por revelar o no las reservas que respalden sus pasivos. De moda está en la industria, justamente, el "Proof of Reserves" en el cual las compañías contratan a un auditor o similar para que haga una atestación de sus activos. 

En el caso del exchange argentino Lemon, la semana pasada lanzó su "Proof of Solvency" que incluye una interacción entre el PoR y el PoL (siglas en inglés para Prueba de Pasivos). 

El mismo muestra todas los activos y pasivos en tiempo real y, gracias a la criptografía y a algo llamado Merkel trees (no importa), uno puede chequear si sus depósitos están contados dentro del total de obligaciones informadas. De esa manera, si hubiera un sólo usuario cuyo depósito no estuviera contabilizado, entonces este podría descubrirlo fácilmente. De esa forma Lemon no puede informar menos pasivos de los que realmente tiene. 

Lemon lanzó su "Prueba de Pasivos" que utiliza el modelo de Merkle-Sum Tree propuesto por Vitalik Buterin, fundador de Ethereum
Lemon lanzó su "Prueba de Pasivos" que utiliza el modelo de Merkle-Sum Tree propuesto por Vitalik Buterin, fundador de Ethereum

Esta forma de mostrar la "verdad" había sido sugerida por Vitalik Buterin, el cofundador de Ethereum, a fines de noviembre del año pasado, con lo cual puede considerarse una primicia de escala mundial. Kraken tiene algo parecido pero más rudimentario, que sólo hace los "releases" cada seis meses. 

Si se pregunta si las stablecoins podrían emitir algo parecido la respuesta es que no, no tendría sentido. Sus pasivos ya son de dominio público porque los tokens están circulando por las blockchains descentralizadas a los ojos de todos. Lo que sí es importante son las atestaciones periódicas que ya son la norma en la industria. En el caso de Tether, la semana pasada presentó la suya mostrando sus activos a finales del año pasado. Las novedades más importantes que trajo fueron que ganó US$ 700 millones (en parte ayudado por la suba en las tasas de interés), que ya no tiene "papeles comerciales" entre sus activos (lo cual mejora su calidad) y que su capital ya se acerca a los US$ 1.000 millones (importante para la seguridad de los tenedores de su token).

Claro, tanto en el caso de Lemon como en el caso de Tether, la "verdad" que muestran sus activos no son una auditoría propiamente dicha. En el caso del exchange argentino todas sus inversiones están hechas en DeFi (Finanzas Descentralizadas) con lo cual uno puede chequear la información sin necesidad de un intermediario, el problema es que hay que creer que las billeteras informadas son las publicadas por el interesado. 

Más allá de todo el avance es mucho mejor que nada y uno de los desafíos del ecosistema para 2023 será volver a generar la confianza perdida, especialmente, por la caída de FTX. Tanto las experiencias de Lemon como de Tether van en el camino correcto.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés