El Economista - 70 años
Versión digital

mar 16 Ago

BUE 14°C
Versión digital

mar 16 Ago

BUE 14°C
Derrumbe

¿Qué dijeron Powell, Gates, China, Cunliffe y hasta Bukele del momento cripto?

Para bien o para mal, todos quieren opinar. Más allá del derrumbe de precios, el ecosistema sigue muy vivo.

Jerome Powell habló de la inflación, pero también de las criptomonedas y en especial de las stablecoins.
Jerome Powell habló de la inflación, pero también de las criptomonedas y en especial de las stablecoins.
Compartir

Pareciera que las criptos entraron en una pequeña calma. Desde hace una semana Bitcoin merodea los US$ 20.000 por unidad y algunos dicen que tocó piso. Si el precio depende de la tasa de interés, entonces podríamos seguir viendo bajas. La semana que pasó, el chairman de la Reserva Federal, Jerome Powell, aseguró que se vienen más subas para su herramienta de política monetaria. Lo hizo en su primer informe ante la Comisión Bancaria del Congreso de los Estados Unidos luego de ser reelegido para un segundo período al frente de la Fed. Si bien, obviamente, el tema por excelencia fue la preocupación por la inflación y por una eventual recesión, también hubo lugar para hablar de fintechs, de FedNow y claro, de criptos.

  • Respecto a las primeras, el debate está en torno a si deben tener acceso a una cuenta en la Reserva Federal (lo que las convertiría en pares de los bancos) o si deben abrir una cuenta bancaria para operar. 
  • Respecto a FedNow, el proyecto que promete acelerar las transferencias bancarias en el sistema financiero, Powell aseguró que trabajan contra reloj para “hacerlo bien y en tiempo”. Argentina, aunque no lo crean, es envidia mundial en este aspecto gracias a los avances durante la gestión de Mauricio Macri. 

Se supone que FedNow estaría operativa para el año que viene y posiblemente se convertiría en una competencia para las stablecoins sobre blockchains como Solana, Tron o Algorand, que hoy permiten enviar criptodólares a bajo costo y de manera casi instantánea.

Como dije, también se habló de criptos y en particular de las stablecoins. Respecto a este nuevo tipo de dólar, Powell explicó que son muy parecidas a los Money Markets y que suelen tener reservas en bonos del Tesoro que aseguran su valor. Destacó la importancia de que estén debidamente reguladas y que sería importante definir quién es el que está a cargo de ello: si la SEC, la Fed o algún otro organismo.

De todos modos, pareciera que las stablecoins llegaron para quedarse y que seguirán creciendo. 

  • Circle, la emisora de USDC, el segundo criptodólar en capitalización de mercado, anunció el lanzamiento para fin de este mes del EUROC que, como su nombre lo indica, será la versión europea de su moneda digital estable. Por ahora solo estará disponible sobre Ethereum, pero se extendería a otras blockchains durante el segundo semestre del año. Recordemos que cuando lanzó USDC también arrancó por la blockchain de Vitalik, para luego emitir en Algorand y Solana en tercer lugar para, al día de hoy, estar disponible en 9 redes distintas.

Son tiempos de gloria para USDC, que se vio beneficiada por la corrida que está sufriendo Tether. Los retiros de este criptodólar no paran y su capitalización de mercado ya se encuentra debajo de los US$ 67 billones. 

Pensemos que hace solo un mes era de US$ 87 billones. Nos acercamos así peligrosamente a niveles en los cuales el respaldo en activos se vuelve difuso con préstamos comerciales de dudosa liquidez. Tal vez para frenar esa corrida la stablecoin de mayor tamaño es que estarían preparando una auditoría con las “12 firmas top”. Habrá que verlo para creerlo.

Quien aprovechó la caída en el precio de las criptomonedas para pegarle a Bitcoin fue el Gobierno chino. En un informe reciente explicó que la moneda digital más conocida podría irse a cero. Recordemos que las autoridades de aquel país prohibieron la minería y que WeChat, la billetera electrónica más utilizada, prohíbe el uso de criptos y NFT. 

  • Claro, el férreo control de capitales que opera en China hace que las criptos se vuelvan un activo muy atractivo para poder saltarlo. Pensemos si no en los programadores (y otros exportadores de servicios) argentinos que cada vez es más común que cobren en criptomonedas para evitar que el BCRA se quede con la mitad de sus ingresos.

Otro que salió a criticar  en particular a los NFT fue Bill Gates. Lo hizo en un evento sobre el cambio climático y explicó que los tokens no fungibles de moda están 100% basados en la teoría el tonto mayor. La idea es que alguien es tan tonto como para comprar un NFT porque piensa que probablemente encontrará a alguien más tonto que se lo comprará a él en el futuro. Es un típico caso de burbuja que, como el stock de tontos es limitado, en algún momento explota derrumbando el precio de los activos. Crease o no, he escuchado más de una vez a economistas explicando el valor del dinero basándose en esa misma teoría.

  • Para llevar tranquilidad apareció Nayib Bukele, el presidente de El Salvador, quien en un tweet advirtió que “los que tienen Bitcoin no deben preocuparse por la caída de los precios, la inversión está segura y seguro subirá fuertemente después del Bear Market”. Me preguntó si alguien se relajaría luego de esas palabras.

Tal vez ni la postura extrema de China ni la de El Salvador sean las correctas. Como dijo Jon Cunliffe, el vicegobernador del Banco de Inglaterra, en una entrevista que le dio a Bloomberg, seguramente estamos en un momento de depuración en que aquellos proyectos serios serán los que sobrevivan. “Podrían convertirse en los futuros Amazon” comentó.

Se trata de una afirmación muy fuerte que implica un fuerte respaldo para el ecosistema. Un ecosistema que vio el lanzamiento del primer “teléfono cripto”. 

  • ¡Sí! Solana, una de las blockchains más importantes anunció el lanzamiento de su propio teléfono. La idea sería facilitar la experiencia del usuario con aquella red a través de un celular diseñado para ese propósito, el “Solana Mobile Stack”. Veremos cómo le va. Por lo pronto la cripto nativa que soporta esa Blockchain subió 7% las primeras horas que siguieron al anuncio.

Para bien o para mal, todos parecieran opinar del mundo cripto. Eso implica una cosa segura: por más que se hayan derrumbado los precios, el ecosistema sigue muy vivo.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés