El Economista - 70 años
Versión digital

sab 13 Ago

BUE 16°C
Versión digital

sab 13 Ago

BUE 16°C
Tether, un riesgo enorme

¿Oportunidad para comprar criptos o amenaza de derrumbe?

Una posible baja en la inflación americana forzaría a la Fed a frenar la suba de tasas, lo cual implicaría una oportunidad de compra

No solo la baja deTether siembra dudas en los inversores sino también el pedido de quiebra de Voyager
No solo la baja deTether siembra dudas en los inversores sino también el pedido de quiebra de Voyager
Compartir

El precio del petróleo sigue a la baja o, por lo menos, ha dejado de subir. Siendo el principal factor detrás de la inflación en Estados Unidos, deberíamos esperar que el incremento en el nivel de precios en dólares se enfríe. 

Por otro lado, como apuntó Paul Krugman en un tuit reciente, las expectativas de inflación se derrumban. El índice que marca la diferencia de rendimiento entre los bonos ligados a la inflación y los bonos comunes para un plazo de 5 años marca que la inflación esperada es de 2,6%. 

Michael Burry, el famoso inversor que predijo la crisis subprime y que fue caracterizado por Christian Bale en la película “The Big Short”, explicó en un tuit que el efecto pandemia en las cadenas de 'supply chain' está terminado y que, por lo tanto, por ese lado también podríamos ver un efecto desinflacionario.

Sería lógico, por tanto, que la Reserva Federal suavice las subas de tasa o que, incluso, las frene y, así como el efecto tasa tuvo hizo bajar las acciones y las criptos, de la misma manera podríamos ver una suba de ambos en el corto plazo. Será tal vez una oportunidad para salir a comprar. 

Así parece que lo pensó la empresa de software MicroStrategy que adquirió 480 Bitcoin adicionales, a pesar de las enormes pérdidas que viene registrando con sus tenencias de esa moneda digital. 

Por su parte, quienes no podrán acceder a Bitcoin son aquellos que quieran hacerlo en Estados Unidos a través de un ETF. La SEC rechazó el lanzamiento del fondo con respaldo en BTC que pedía Grayscale debido a que no protegería correctamente a sus potenciales inversores. 

La empresa, que ya maneja el famoso Trust de Bitcoin, inició una demanda contra la entidad que dirige Gary Gensler, que ya tiene la  costumbre rechazar los fondos comunes de Bitcoin la cual no es esperable que cambie en el corto plazo. Tal vez quienes quieran acceder se tengan que mudar a Suiza donde se acaba de aprobar un ETF de Bitcoin.

Definitivamente los que tienen otras preocupaciones son la gente de Ethereum quienes hace años vienen intentando migrar la tecnología con la que suben transacciones a la Blockchain de "Proof of work" a "Proof of Stake". 

Según Morgan Stanley, el traspaso disminuiría fuertemente la demanda de GPUs (Unidades de Procesamiento Gráfico por sus siglas en inglés) así como los requisitos de energía. Es lógico entonces que los fans de esta red estén entusiasmados al punto que es casi imposible conseguir entradas para el evento EthLatam a realizarse en Buenos Aires entre el 11 y el 13 de agosto.

Aquel cambio de tecnología es fundamental si no quieren que otras blockchains salgan a competirle fuerte, especialmente en lo que son las stablecoins. 

Es en este mundo donde continúa el flight to quality de Tether, el cripto dólar de mayor capitalización, que en el último mes perdió US$ 7.000 millones  para llegar a los 65.000 millones de tokens emitidos en una caída que pareciera no tener piso. 

Se acerca, así, a su principal competidor, USDC, que cuenta con una capitalización de US$ 55.000 millones y que, para reforzar la diferencia entre ambos, escribió un hilo de Twitter a traves de Jeremy Allaire, el CEO de Circle (emisor del token), donde explicó que la stablecoin se encuentra en una posición muy fuerte y donde resaltó que cumplen con todas las regulaciones y atestaciones correspondientes.

Claro, no solo la baja mencionada en Tether siembra dudas en los inversores sino también el pedido de quiebra de Voyager, un prestamista de activos digitales con más de 100.000 acreedores y miles de millones de dólares en deudas. 

Para colmo de males la empresa habría asegurado que sus depositantes estaban respaldados por el seguro FDIC como una estrategia de marketing. Ese seguro es el que otorga el Gobierno de Estados Unidos a depositantes bancarios de menos de US$ 250.000 contra una bancarrota del banco. Claramente no aplica a Voyager.

Pero volviendo a Tether, tan endeble puede ser su situación que Bloomberg anunció que las apuestas que “shortean” (van en contra) del token no paran de crecer. Y sí: a medida que pierde capitalización se acerca a montos para los cuales las supuestas reservas son, cuanto menos, dudosas. Es lo que indicó también el Financial Times con un artículo cuyo sugerente título es: “Tether's mystery commercial paper exposure” (o “La misteriosa exposición de Tether a papeles comerciales”). Sería probablemente una catástrofe si cayera en desgracia ese criptodólar. Pensemos la cantidad de préstamos apalancados en esa moneda que circulan en el ecosistema.

Para colmo de males alguién recordó la diferencia de rendimiento entre Tether en el exchange Bitfinex y lo que se puede conseguir en otras plataformas. En la primera se alcanza a ver tasas del 30% anual mientras que las otras rondan 1%. Claro, todos saben la historia entre la stablecoin y el exchange, que son sociedades relacionadas y que fueron descubiertos en actividades non sanctas. Algún mal pensado diría que eso le hace acordar además a las rentas que pagaba Terra antes de caer en desgracia.

Probablemente nada de eso les importe demasiado a los argentinos que ante la renuncia del ahora exministro de Economía, Martín Guzmán, salieron a comprar cripto dólares durante el fin de semana antes de que se conociera su reemplazante. El "dólar cripto" se sumó a las charlas de café que antes probablemente desconocían su existencia. Son cuestiones que pasan en nuestras pampas y que dejan chiquitas las especulaciones respecto a inflaciones del 8% anual en el país del norte. 

Sin embargo, es sabido, el mundo cripto no admite fronteras y si no, pregúntenle a quienes importaron herramental para hacer minería sobrefacturando la operación. Ya es el colmo de los colmos. No solo minar es un negoción por la energía subsidiada, el salto al control de capitales y la renta en dólares en el exterior sino que, además, obtienen un regalo del BCRA en la forma de dólares baratos cuando traen las máquinas.

Alguno dirá con razón: "Argentina, ¡qué país generoso".

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés