El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 11°C
Versión digital

lun 27 Jun

BUE 11°C
De Kiev a las pampas

El trigo vuela y el Gobierno busca “desacoplar” los precios

El fideicomiso (“Fondo Anticíclico Agroalimentario”) tendrá vigencia hasta el 31 de enero 2024 y contará con US$ 25 millones

El trigo vuela y el Gobierno busca “desacoplar” los precios
El trigo vuela y el Gobierno busca “desacoplar” los precios .
07-03-2022
Compartir

El precio internacional del trigo alcanzó la semana pasada valores históricos en el mercado de Chicago al marcar una escalada de US$ 185 en 5 días, con lo que ubicó apenas US$ 5 por debajo de superar los US$ 500 la tonelada, debido al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. 

Si bien las mejoras en el precio del cereal tienen una repercusión positiva para los productores argentinos (aunque no tanto como se cree desde las ciudades), el lado negativo es que esta situación también impacta en el mercado interno vía el encarecimiento de la harina, lo que llevó al Gobierno a poner en marcha medidas con la intención de desacoplar el precio internacional del local y morigerar sus efectos sobre la inflación.

Trigo, en alza

El contrato de marzo del commodity agrícola cerró la semana pasada a US$ 495,31 la tonelada en la plaza bursátil de Chicago. Al comparar ese valor con los US$ 309,75 que alcanzó el viernes previo, dio como resultado un salto semanal del 59,91%, una suba inédita en la cotización del cereal.

En el plano local, los precios replicaron parcialmente el ascenso registrado a nivel internacional. Así, los contratos de marzo y julio en el Matba/Rofex, subieron alrededor de US$ 48 por tonelada en la semana, mientras que los contratos para la cosecha nueva mejoraron US$ 39 hasta los US$ 298 la tonelada.

"El rally en los valores del trigo a nivel internacional es histórico", indicó el analista de mercado Juan Manuel Uberti, de la corredora de granos Grassi. Rusia y Ucrania explican en conjunto casi el 30% de las exportaciones de trigo a nivel mundial, por lo que cualquier afectación que pueda tener la producción o la logística de embarques impacta en el mercado de granos.

Según detalló Uberti, en Ucrania "los puertos han suspendido los embarques, mientras que en Rusia es muy riesgoso y difícil comprar ante las sanciones comerciales y económicas que le han establecido las economías occidentales. Por lo tanto, la demanda se ha trasladado hacia otros orígenes, como Estados Unidos y Europa, recalentando los precios de una manera notable".

Más allá de la suba en los precios, lo concreto es que el trigo que se podría exportar desde Argentina para captar estos valores no es mucho. El saldo exportable del país es de 14,5 millones de toneladas, de las cuales 14 millones ya fueron adquiridas por el sector exportador, con Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (Djve) por 13,6 millones de toneladas, por lo que no quedaría demasiado recorrido para originar más negocios.

Por otro lado, el conflicto también puso un signo de interrogación en el mercado de insumos, ya que Rusia es un importante productor y exportador de fertilizantes, lo que podría generar un aumento en los costos de cara a la próxima campaña del cereal en Argentina.

"El conflicto geopolítico y el consecuente nivel de precios aporta luces y sombras al mercado local. La duración del mismo es algo desconocido. La volatilidad en los precios estará presente, al ritmo de las noticias sobre mayor o menor tensión entre los países involucrados. A todo esto, hay que sumarle los elementos locales, donde la posibilidad de limitaciones está siempre latente", sintetizó Uberti.

Impacto local: llueve sobre mojado

Pero la suba de precios no solo puede ser leída como una oportunidad para generar un mayor ingreso de divisas o un incentivo de cara a la campaña que viene, sino que también tiene su impacto en los precios locales de los alimentos, cuestión que también se da a escala mundial.

"El aumento de los precios internacionales del trigo tiene sus efectos positivos, pero también tiene un efecto negativo en un contexto de inflación elevada en el país que es que tensiona al alza los precios internos", indicó el director del Centro de Economía Política Argentina (Cepa), Hernán Letcher.

En ese sentido, Letcher indicó que "lo que está sucediendo hoy, sobre todo en la cadena de producción de pan, es que existen problemas de retención de grano y, por lo tanto, dificultades para la compra de la harina", al mismo tiempo que remarcó que esta "tensión" en los precios se dará también en el aceite de girasol y en el maíz, lo cual puede repercutir en sectores como el avícola y en la ganadería.

De hecho, el presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (Faim), Diego Cifarelli, comentó durante la semana que el sector "está a la espera de una asistencia de trigo por parte de la exportación, más allá de seguir intentando por todos los medios convencer al productor de que venda el trigo, que es un gran momento para hacerlo", tras una reunión que mantuvo con el sector exportador y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca en la cual se expuso el problema.

Asimismo, indicó que el precio de la bolsa de 25 kilos de harina pasó de $1.300 la semana pasada a $1.500 en estos días, al mismo tiempo que aseguró que hay pleno abastecimiento del producto

“Desacoplar”

Entre las herramientas para desacoplar el precio internacional del trigo del local, el Gobierno anunció la constitución de un fideicomiso de 800.000 toneladas del grano hasta el 31 de enero de 2024 "para garantizar abastecimiento y precio de alimentos básicos como son los fideos secos y harina" comprendidos dentro del programa de Precios Cuidados. 

Según la resolución conjunta 3, el fideicomiso tendrá vigencia hasta el 31 de enero 2024 y contará con US$ 25 millones que se nutrirán de las exportaciones de trigo, maíz, harina de trigo, afrechillo de trigo y fideos secos

Se publicó en el BO el fin de semana, con el nombre de “Fondo Anticíclico Agroalimentario” y se fundamenta en que “los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz, a la libertad de elección y a condiciones de trato equitativo y digno”. La medida ya había sido rechazado por el sector primario.

El secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, dijo que el pan "requiere en lo inmediato otras 800.000 toneladas y hay que buscar los mecanismo de desacople", por lo cual "ahora empezamos una discusión con el tema del abastecimiento de otros rubros como el pan". 

El fideicomiso de trigo contempla volcar al mercado doméstico 800.000 toneladas, ante la necesidad de proteger el mercado interno, permitir generar certidumbre y eliminar la volatilidad de los precios de la harina y el trigo.

Respecto al fideicomiso, Letcher lo consideró como una herramienta "interesante en el sentido de que permite, en un escenario como este, contener el precio en una discusión viable con el sector, pero el problema que tiene es que es parcial y no resuelve la retención del grano".

Además de los otros programas de precios del Gobierno, pronto se sumará un fondo de estabilización para la papa, la cebolla y el tomate, en conjunto con el Mercado Central, para evitar la volatilidad en sus precios de venta.

**

Maíz muy flojo en zona núcleo

En la región núcleo, la Bolsa de Comercio de Rosario espera 12,8 millones de toneladas de maíz, versus los 19,2 Mt que se esperaban a la siembra. 

El rinde promedio (75 quintales por hectárea o qq/ha) es casi 4 quintales menos que el menor dato, el del ciclo 2017/18.

“Las cosechadoras vienen con sorpresas, malas sorpresas: campos en Cañada de Gómez con tecnología de punta que salen con promedios de 50 qq/ha, en los alrededores de Rosario los resultados van de los 30 a 50 qq/ha. En el este cordobés, la cosecha muestra una variación de 30 a 75 qq/ha. Son malas señales, aunque se sigue esperando que la cosecha de mejores lotes cambie esta tendencia, ¿pero alcanzará para revertirla?”, dijeron desde la BCR. Y agregaron: “Lo que hoy se ve son rindes inéditos: se parecen más a los de soja que a los invencibles 100 a 150 qq/ha que se obtenían hace un año en maíz. Y los ajustes son fuertes: antes de comenzar la trilla se estimaba alcanzar 84 qq/ha en la región, casi 10 quintales más. En producción estos números significan un recorte de 1,5 Mt respecto de lo que se estimaba en febrero.  Lamentablemente, es probable que siga habiendo ajustes negativos”. 

Según la BCR, el cultivo perdió el 33% de su potencial. “Con un horizonte productivo de 19,2 Mt, largaba la siembra maicera en septiembre del 2021 con buenas cartas en mano del productor”, recuerda la BCR.  Todo estaba dispuesto, pero el clima dijo que no.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés