Dujovne y Etchevehere analizaron la competitividad del agro

31-01-2017
Compartir

A poco de su asunción como ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne recibió ayer a Luis Miguel Etchevehere, presidente de la Sociedad Rural Argentina, la entidad más saliente de la Mesa de Enlace, que se creó en 2008 tras el conflicto del gobierno kirchnerista con el sector agropecuario.

El encuentro fue el primero del funcionario con representantes del campo luego de la salida de Alfonso Prat-Gay, que había prometido mejoras para este año en relación a las cuestiones de competitividad. Precisamente, ese fue el tema que se habló en el despacho de Dujovne, ya que Etchevehere aprovechó para entregarle un trabajo elaborado por el Instituto de Estudios Económicos de la SRA acerca de los altos costos que afronta el productor a la hora de encarar un negocio.

La idea, según el dirigente rural, es que existan “condiciones de producción similares a nuestros competidores, para que los productos que elaboramos, definitivamente, se vuelquen a los principales mercados del mundo”.

El pedido

“El estudio habla de los precios de los combustibles, del valor de transporte, la infraestructura, los seguros agrícolas y el sistema impositivo que hay que trabajarlo para que nuestros alimentos que son de altísima calidad puedan llegar a esos mercados generando más divisas, más inversión y más empleo formal y, sobre todo, más arraigo”, detalló Etchevehere, que concurrió a la reunión acompañado por el vicepresidente segundo de la entidad, Nicolás Pino, y el director, Martín Goldstein.

El trabajo que presentaron no es nuevo: entre la gran cantidad de ministros que lo recibieron está incluido el titular de Agroindustria, Ricardo Buryaile, que admitió que muchos de los reclamos son válidos.

De todas maneras, el encuentro resultó de carácter optimista, no solamente por el fuerte apoyo que la entidad manifestó desde la campaña electoral a Cambiemos, sino también por el planteo de la posibilidad de una cosecha récord para la actual campaña 2016/17, que a pesar de las adversidades climáticas como las inundaciones y los incendios forestales, finalizaría con cifras óptimas principalmente para el trigo, maíz y girasol, que aumentaron sus superficies de siembra gracias a la eliminación de las retenciones en diciembre de 2015. En ese sentido, para la Sociedad Rural la producción total de granos será de 120 millones de toneladas, un número interesante que dejaría márgenes altos para la exportación, en un momento en el que gran parte de los empresarios del sector exigen medidas que ayuden a ganar terreno en el ámbito internacional para recuperar rentabilidad en actividades como las economías regionales ?que hoy pierden más de lo que ganan? o la ganadería, un sector que estima alcanzar este año las 5,9 millones de toneladas entre los segmentos vacunos, avícolas, porcinos y ovinos, con un excedente para ventas externas de 800.000 toneladas, algo que los representantes de la Mesa de las Carnes le plantearon al presidente Macri la semana pasada.

“Va a haber una cosecha récord cuando terminemos de levantarla en el otoño próximo, hubo una producción récord de carne, se reactivó la industria metalmecánica y colaboramos con la reactivación de la industria automotriz con la compra de camionetas, y tenemos mucho más para dar en la medida en que logremos elementos de competitividad similares a los países que compiten con la Argentina, para la colocación de alimentos a nivel mundial”, reiteró Etchevehere, y se animó a garantizar que “el sector agroindustrial está en condiciones de generar 1.100.000 puestos de trabajo en los próximos cinco años”.

“El campo produce treinta veces más de lo necesario para consumir internamente, con lo cual somos un actor importante a nivel mundial”, remarcó el dirigente. “El año pasado, la actividad ingresó divisas por US$ 28.000 millones, y para este 2017 las proyecciones son de US$ 30.600 millones. Significa que el campo exporta mucho más que lo que importa. Es beneficioso para el país”, agregó, y recordó que a partir de la implementación de las modificaciones macroeconómicas los productores invirtieron US$ 58.000 millones.

Dujovne, por su parte, prometió “seguir trabajando” en esta dirección, y consideró que “el campo es un motor fundamental para la economía del país”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés