El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 15°C

Marzo fue un mes con sufrimiento para los inversores

Mientras sigue el dólar planchado (BCRA mediante), casi ninguna inversión le ganó a la inflación en marzo y hubo caídas en casi todas las posiciones

28 marzo de 2018

Por Luis Varela

Con una batería de aumento de tarifas que castigará aún más los bolsillos argentinos, se despidió ayer un mes de marzo que fue ciertamente malo para las inversiones financieras.

Las consultoras afirman que en todo marzo la inflación tendrá a nivel minorista una variación del orden del 2,3% mensual. Y muy pocas colocaciones pudieron rendir en el mes por encima de ese deterioro de los precios.

Hubo en la Bolsa tres papeles que pudieron anotar subas interesantes: BYMA ganó 11,2%, Morixe subió 10% y Rigolleau trepó 9%. Pero el índice Merval de papeles líderes promedió en marzo una caída del 5,8% en pesos y del 6% en dólares, lo cual indica que el promedio de la Bolsa fue ciertamente malo.

Y si se mira lo peor de todo el espectro bursátil, hubo once empresas que anotaron caídas superiores al 15% mensual: Havanna, Holcim, Camuzzi, Agrometal, Indupa, TGLT, Longvie, Costanera, IRSA, Boldt y San Miguel.

Sólo las criptomonedas tuvieron performances peores que los papeles privados: el bitcoin se desplomó en marzo 25,6% y el resto de las criptomonedas tuvieron calamidades similares.

En marzo, los títulos públicos argentinos tampoco pudieron estar arriba del agua. El índice del Mercado Abierto Electrónico tuvo en el mes una variación del 0%. Y si se buscan extremos, hubo unos pocos papeles que estuvieron apenas por arriba de la inflación (como los bonos AF19, TC21 y BD2C9, que subieron apenas arriba del 3% mensual), pero también hubo algunas especies con bajas importantes (como los bonos PUM21, TJ20 y TVPP, que retrocedieron entre 6% y 7,5%).

Al mismo tiempo, el que apostó al dólar, al menos en marzo, perdió: con la inflación arriba del 2%, el tipo de cambio oficial subió en el mes 0,2%, mientras que el dólar blue ascendió 2%. Otras monedas, en cambio, tuvieron un rendimiento mayor: en el mes el euro oficial subió 1,1% y el euro blue 2,9%, mientras que la libra esterlina subió 2,4% en el canal oficial y 4,3% en el blue. En cambio, al real le fue mal: en el canal oficial bajó 0,2% y en el blue retrocedió 2,3%.

De igual modo, el que confió en la colocación de dinero en plazo fijo tampoco pudo vencer a la inflación: en términos mensuales, la tasa máxima pagó 1,76% y la tasa mínima 1,63%, con la Lebac corta tampoco llegando a pagar la inflación, ya que pagó 2,03% mensual.

Este marzo tan negativo, se muestra un poco más compensado si los cálculos se realizan sobre las inversiones del trimestre. Los analistas estiman que la inflación acumulada en enero-marzo estará en torno al 6,6%. ¿Qué rindió en el trimestre por encima de eso? Veamos.

Los tres papeles que descollaron en el primes trimestre son Petrobras Brasil, con una suba del 44%, Metrogas, con un salto del 34% y Banco Hipotecario con un incremento del 29,4%. El índice Merval, en el trimestre, quedó apenas 3,5%, sopesado por algunos papeles que cayeron demasiado, como Havanna, Introductora, Ferrum, Agrometal, Longvie y Celulosa, todos con caídas de más del 24%.

Pero a lo que les fue ciertamente mal en el trimestre fue a los bonos argentinos, que en promedio retrocedieron 5,1%, con extremos muy distantes, con subas del 7,5 al 9% para el DICP,  el AO20 y el AY24, pero bajas poderosas del15% para el TVPA y del 26% para el TVPP.

En el trimestre tampoco fueron positivas las inversiones en tasa de interés: la tasa mínima pagó 4,8% trimestral y la tasa máxima 5,5%, en ambos casos por abajo de la inflación. Ni siquiera la Lebac pudo con el 6,6% del IPC, ya que rindieron 6,1% trimestral.

Lo que sí estuvo por arriba de la evolución de los precios internos fueron las monedas: en el trimestre el dólar y el real subieron 8%, el euro ganó 11% y la libra esterlina mejoró 12%.

Pero, por su puesto, si la cuenta sobre el cálculo de las inversiones se hace sobre lo que sucedió a lo largo de los últimos doce meses, los inversores todavía pueden refugiarse en una sonrisa.

Según los analistas, entre abril del año pasado y marzo de este año la inflación acumuló una variación del orden del 25%. ¿Qué posiciones estuvieron por encima de esa variación? El índice Merval trepó un increíble 53%, con algunos papeles acumulando subas para el escándalo, como Edesal, Indupa y Banco Hipotecario. Aunque también hubo retrocesos significativos, como Agrometal, Molinos y Petrolera del Conosur.

Debajo del furor de las acciones, pero también con subas poderosas estuvieron el euro, que ganó 51% en pesos, la libra que trepó 47%, el dólar avanzó casi 31% y el real se elevó 23%, la única que quedó algo abajo del IPC.

Los que confiaron en tasas en pesos estuvieron arriba con las Lebac, con un rendimiento anual del 27%, pero abajo con 22% en tasa máxima y 19,7% en tasa mínima.

Pero, lo peor de todo, sin lugar a ninguna duda, fueron los bonos argentinos. En los últimos doce meses están 2% abajo. Y esta es una muy mala señal, ya que son los valores que identifican cual es el prestigio o el prontuario que puede ofrecer Argentina, con vistas a la aspiración para mejorar, o no, de país fronterizo a emergente, cuando Morgan Stanley haga la cuenta dentro de sesenta días.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés