El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 20°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 20°C

Las ventas en shoppings y supermercados cayeron (pero menos que antes)

Los datos de abril publicados por el Indec mostraron caídas de 8,9% y 1,7%, respectivamente

23-06-2017
Compartir

Por Mariano Cúparo Ortiz

Según los datos publicados ayer por el INDEC, en las encuestas de supermercados y centros de compras (es decir, shoppings), los supermercados recaudaron en abril, a nivel nacional, 1,7% menos, en términos reales, que en el mismo mes del año pasado y los shoppings del GBA, 8,9% menos. De esa menera, estos canales comerciales siguen mostrando desempeños negativos aunque algo resulta destacable: las caídas vienen siendo cada vez menos significativas.

Cuentas nacionales

Un dato que merece destacarse: el consumo privado de cuentas nacionales del Indec dio para el primer trimestre del año una mejora de 0,9%, mientras que las encuestas de supermercados y centros de compras habían cerrado enero-febrero-marzo con -8,6% y -13%, respectivamente y en términos reales, según los cálculos de la consultora LCG.

Es decir, que las encuestas no llegan a representar realmente el consumo privado. El Indec tocó el tema hace poco mediante un comunicado: “Algunos comentarios realizados a través de medios de comunicación han señalado que esta encuesta no es representativa del consumo privado porque no incluye establecimientos tales como los mayoristas, a los que habría trasladado parte de su consumo la población, y tampoco abarca los comercios de proximidad”.

Y agregó: “La encuesta de supermercados tiene sólo el propósito de ser representativa de este importante canal comercial. Como se ha comentado al principio de esta nota, el consumo privado es un agregado mucho más amplio que se mide a través del sistema de cuentas nacionales. En el contexto dinámico que tienen las estadísticas se podría examinar la posibilidad y conveniencia de incluir al sector de mayoristas que realizan ventas a consumidores finales, pero cualquier decisión al respecto requiere un estudio previo a fin de determinar, por ejemplo, si se podría mantener la frecuencia mensual del indicador con una muestra más amplia de informantes. Decisiones precipitadas pueden conducir a pérdida de calidad de la información y discontinuidad de la misma”.

O sea, que las encuestas de shoppings y supermercados son apenas una muestra parcial de los niveles de consumo, que no toma en cuenta almacenes, ferias, mayoristas, supermercados de barrio y otras opciones, y que el verdadero dato que indica sus variaciones es el de cuentas nacionales.

Consumo lento

Para LCG las caídas de shoppings y supermercados en abril fueron mayores a las publicadas por el Indec: 14,6% y 2,4%, respectivamente. Y el acumulado de los primeros cuatro meses daría -8,2% y -13,6.

Además, la consultora fundada por el hoy líder de ECON (Martín Lousteau) sostuvo que el consumo seguirá lento. “Indicadores de avance de mayo indican que el consumo seguirá en terreno negativo: CAME registró baja de 2,3% interanual en las ventas minoristas, que si bien se desaceleró (casi 2 puntos contra trimestre previo), la base de comparación es muy baja (en mayo de 2016 habían caído 10% interanual). La demora en la reactivación del consumo podría responder a la demora en la recomposición real de los ingresos: los salarios registrados promediaron una baja del 1% en los primeros cuatro meses del año “, explicó en un informe publicado ayer.

Números

Hasta marzo el Indec sólo publicaba las variaciones a precios corrientes y, por ende, para conocer las variaciones a precios constantes era necesario que los privados deflactaran el dato a partir de los IPC disponibles. Como el Indec recién comenzó a publicar en abril de 2016 su IPC GBA, la mejor opción era el IPC CABA. En los informes publicados ayer, como los datos presentados correspondían a abril, ya el Indec contó con datos interanuales para presentar su propio dato deflactado.

En abril los supermercados recaudaron, a precios corrientes, $ 27.631 M, es decir 24,5% más que los $ 22.199 M recaudaron en abril de 2016. Deflactado a partir de las variaciones interanuales de los grupos de artículos del IPC GBA, se ve que la variación a precios constantes fue de -1,7%.

Por su parte, los shoppings recaudaron en abril y a precios corrientes $ 4.803 M, es decir 8,9% más que los $ 4.410 M de abril de 2016. Deflactado a partir de las variaciones interanuales de los precios por rubros del IPC GBA, se ve que la variación a precios constantes fue de -8,9%.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés