Cambio Climático

La Unión Europea revela medidas enérgicas contra la moda rápida

La iniciativa tiene como objetivo impulsar el mercado textil fabricado de forma sostenible. También apunta a teléfonos y muebles

Se estima que la industria mundial de la moda produjo alrededor de 2.100 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en 2018.
Se estima que la industria mundial de la moda produjo alrededor de 2.100 millones de toneladas de gases de efecto invernadero en 2018.
03-04-2022
Compartir

La ropa, los muebles y los teléfonos inteligentes vendidos en Europa deben ser más duraderos y fáciles de reparar según las nuevas reglas propuestas por la Unión Europea.

La estrategia, lanzada el miércoles, apunta a productos en cada etapa de uso, incluido el diseño, la reparación y el reciclaje.

  • La iniciativa tiene como objetivo impulsar el mercado de textiles fabricados de forma sostenible.

También dice que tomará medidas enérgicas contra las empresas que engañan a los consumidores con afirmaciones ambientales falsas o lavado verde.

Los fabricantes deberán asegurarse de que su ropa sea ecológica y resistente. Y los consumidores recibirán más información sobre cómo reutilizar, reparar y reciclar su ropa.

Iona Popescu, de la ONG ambientalista Environmental Coalition on Standards, dijo que las reglas fueron diseñadas para traer productos más duraderos que pudieran usarse varias veces en lugar de usarse varias veces y luego desecharse.

"La Comisión busca poner fin a la moda rápida mediante la introducción de normas sobre los textiles que se utilizarán en el mercado europeo", dijo.

Se estima que menos del 1% de toda la ropa en todo el mundo se recicla.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente , el uso de la ropa en Europa tiene el cuarto mayor impacto sobre el medio ambiente y el clima, solo superado por los alimentos, la vivienda y el transporte.

Por cada persona en la UE, el consumo textil requiere nueve metros cúbicos de agua, 400 metros cuadrados de tierra, 391 kg de materias primas y genera una huella de carbono de unos 270 kg.

En el Reino Unido, los políticos pidieron al gobierno que cambie la ley para exigir a los minoristas de moda que cumplan con las normas ambientales.

El gobierno rechazó la mayoría de las recomendaciones del Comité de Auditoría Ambiental en 2019, incluido hacer que los productores de ropa paguen por una mejor recolección y reciclaje de ropa, pero ha hecho de los desechos textiles una prioridad.

Tamara Cincik, del grupo de expertos para la industria de la moda, Fashion Roundtable, dijo a la BBC que la estrategia textil podría marcar la pauta para la futura legislación fuera de la UE.

"Si las expectativas de las marcas en el Reino Unido en comparación con las de la UE difieren, es de esperar que esto fomente expectativas más fuertes de la futura legislación del Reino Unido", dijo.

"Por eso es tan importante que tanto las marcas del Reino Unido como el gobierno estén alertas a esta estrategia, ya que la UE sigue siendo nuestro socio comercial más grande y, de hecho, el más cercano para la industria textil y de la moda".

Las propuestas serán debatidas ahora por el Consejo y el Parlamento Europeo.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés