El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 May

BUE 8°C

Estrategias y consejos para el trading

Estrategias y consejos para el trading
Estrategias y consejos para el trading .
22 abril de 2024

El trading parece haberse convertido, para mucha gente, en una actividad seria y en una opción viable a la hora de conseguir unos ingresos extra. Asimismo, hay quien se profesionaliza en este campo y dedica todas sus energías a la compraventa de activos en los diferentes mercados que tenemos a nuestra disposición. Este es un paso que, por supuesto, puede dar cualquier persona con el interés suficiente; eso sí, para hacerlo, lo más importante es familiarizarse con este sector y, de esta forma, saber cómo llevar a cabo las operaciones de forma correcta. Ayudarse de las herramientas más útiles, contar con una trade app eficaz o fijarse en las características de cada bróker disponible para saber elegir el más adecuado, son solo algunos de los pasos que deberemos hacer si queremos que el trading nos brinde los beneficios que buscamos. Por eso, vamos a hacer un repaso acerca de todo aquello que necesitaremos y qué deberemos tener en cuenta para adentrarnos en el mundo de la especulación en bolsa.

Los requisitos básicos para ser un trader exitoso

En realidad, ser trader está al alcance de todo el mundo. No es algo que requiera una abultada inversión inicial y, de hecho, será más importante contar con la formación adecuada.

Para empezar, pues, no hará falta tener demasiados elementos. De hecho, lo más básico es la conexión a internet y algún dispositivo (preferiblemente un ordenador, ya que una pantalla grande será más efectiva a la hora de consultar toda la información). Una vez tengamos esto, solo necesitaremos elegir un bróker en línea y, por supuesto, contar con un capital inicial con el que realizar las operaciones.

Ser un trader, en realidad, es cuestión de actitud. Por eso, lo que sí tiene importancia es que nos tomemos en serio esta actividad y que la consideremos una profesión, no un simple pasatiempo que podemos abandonar en cuanto nos aburramos. De este modo, antes de empezar, tal vez deberíamos tener claros nuestros objetivos y tendríamos que preguntarnos qué deseamos conseguir. ¿Buscamos un sobresueldo? ¿O queremos dedicarnos enteramente al trading? Una vez sepamos eso, podremos dar comienzo a la actividad.

Lo que obtendremos de la formación adecuada

El mundo del trading tiene sus secretos, sus estrategias y su propio argot, de modo que, si entramos sin más, enseguida nos vamos a sentir perdidos. Como cualquier otra profesión, pues, requiere algo de formación, y este es un aspecto que no deberíamos descuidar en ningún momento.

En este sentido, hay muchos caminos a tomar. En internet, por supuesto, encontraremos escuelas en línea que nos darán conocimientos, tanto básicos como avanzados, aunque también existen páginas especializadas, blogs e incluso vídeos que hablan del tema, que dan consejos y de los que podemos extraer información muy interesante.

De esta forma, tendremos unos conocimientos más profundos y sabremos qué información debemos tener en cuenta en cada momento. Y es que familiarizarnos, por ejemplo, con el indicador MACD nos permitirá saber escoger los momentos adecuados para comprar o vender los diferentes activos con los que vayamos a operar. Dicho indicador, de hecho, es muy utilizado en bolsa para observar cualquier cambio en el impulso de precio de las acciones, y es uno de esos elementos que, sin la formación adecuada, desconoceremos por completo.

Dominar los diferentes estilos del trading

Por supuesto, a la hora de operar, vamos a tener a nuestra disposición diferentes estilos que deberíamos conocer. Cada uno tiene sus propias ventajas, así que escoger cuál nos interesa será un factor a considerar. Algunos de los más habituales son los siguientes.

De alta frecuencia

Este tipo de trading es un sistema cuyo principio es el de que quien es más rápido se lleva mayor porción del pastel. Para ello, se ayuda de algoritmos especializados y de ordenadores de alta gama, ya que cada décima de segundo cuenta. Así, será posible lograr beneficios que no están al alcance del trader común.

Swing trading

Esta modalidad es empleada, por lo general, cuando se trabaja a medio y a largo plazo, y su enfoque busca aprovechar cualquier oscilación en el mercado a lo largo de días o incluso de semanas. Eso sí, no sirve para operaciones que vayan más allá de un par de semanas, porque lo que busca es aprovechar los impulsos del mercado.

Day trading

Como su mismo nombre indica, este estilo busca abrir y cerrar operaciones en un único día, lo que significa que servirá para invertir a corto plazo. De hecho, no se trata únicamente de que los traders no dejen posiciones abiertas al final de la jornada; es que, en muchas ocasiones, solo las mantienen así durante unos pocos minutos. Y eso tiene mucho que ver con el siguiente estilo.

Scalping

Si el day trading realiza operaciones rápidas, el scalping propone ir más allá. Conocemos por scalping a la opción de abrir posiciones en periodos de pocos minutos. De este modo, se busca atrapar los movimientos más rápidos de los precios que, en ocasiones, son producidos por cambios en las tendencias o en las rupturas de soportes.

Últimos consejos

Como podemos comprobar, hay muchas formas de afrontar una operación de trading, por lo que familiarizarnos con este ecosistema puede convertirse en la base del éxito. En este sentido, las cuentas demo serán nuestras amigas, y también lo serán los cursos de formación.

Además, deberíamos escoger sabiamente a nuestro bróker y, ante todo, tendríamos que contar con un plan de acción bien definido que se fundamente en información actualizada del estado de los mercados.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés