El Economista - 70 años
Versión digital

sab 25 May

BUE 5°C

Espinoza promueve desplante en la primera cumbre del PJ-PBA

Tras la derrota interna, le cantó retruco a Menéndez y busca aguarle el encuentro del consejo partidario

26 enero de 2018

Por Mariano Espina

Gustavo Menéndez y la tropa de intendentes que alcanzaron la presidencia del PJ bonaerense en diciembre sumarán hoy el primer disgusto de su mandato: varios actores importantes del partido se ausentarán hoy para desmarcarse de la línea que la flamante conducción intenta trazar. La cita será en San Bernardo, Partido de la Costa. El objetivo: reunir a los consejeros para definir una serie de cuestiones pendientes y emitir un documento como paso previo al Congreso que se realizará en febrero, en Santa Teresita. La dupla matancero integrada por Verónica Magario, intendenta del distrito, y el diputado nacional Fernando Espinoza es la que encabeza el desplante. Esperan que sea un punto de arranque para recuperar parte del terreno perdido tras las elecciones.

Desde que asumió, Menéndez sumó fotos con el senador Miguel Angel Pichetto, el renovador Sergio Massa y el justicialista Diego Bossio. Todas figuras alejadas a Unidad Ciudadana, sello electoral que lideró Cristina Kirchner pero que, pese a no incluir al PJ, cobijó a toda la actual conducción. Y a la anterior. Al actual titular del PJ local, e intendente de Merlo, le reprochan que se apresuró a salir a buscar aliados externos. “Fueron a hablar con los que están afuera, pero se olvidaron de los que están adentro”, resumen cerca de Espinoza, que había descendido varios escalones tras ser vencido en la discusión interna por Menéndez, meses atrás.

Hay otro factor, quizá mas determinante: la relación de la nueva cúpula PJ con el Gobierno de María Eugenia Vidal. Desde un bloque de ocho diputados que los representa en la Legislatura bonaerense, acompañaron a la gobernadora para que avance la reforma ministerial y el proyecto que eliminó jubilaciones de “privilegio” en el Banco Provincia. Ya habían votado el Presupuesto 2018, gesto que la mandataria reconoció con visitas y obras. Ante una tirante negociación para que los municipios se adhieran al Consenso Fiscal, varios partidos y en particular los del interior, exigen una posición un tanto más dura de los influyentes caciques del Conurbano respecto al oficialismo provincial.

Se acercaron a Espinoza más de diez intendentes del interior y algunos del Conurbano (Avellaneda, Ensenada, Berazategui, entre ellos), legisladores provinciales y varios nacionales que arribaron al Congreso en la lista que armó CFK. No quieren regalarle la foto al al tridente Menéndez ? Fernando Gray ? Martín Insaurralde. “Con el encuentro quieren ganar una legitimación que aún no tienen”, señalan con dureza, desde el sector que los enfrenta.

“Es una jugada arriesgada”, dice un operador que trabaja para Espinoza. Porque, tras un acuerdo alcanzado en noviembre, el matancero presidirá el congreso partidario. Con este gesto, la relación se encrudece y anticipa un difícil y tirante recorrido hacia 2019.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés