Cumbre clave de la CGT

En su histórica sede de la calle Azopardo, la CGT dará hoy su primer paso para buscar nueva conducción

05-04-2018
Compartir

En su histórica sede de la calle Azopardo, la CGT dará hoy su primer paso para buscar nueva conducción. Pocas cuestiones parecen resueltas. Entre ellas, que un unicato reemplazará en junio, a más tardar, al fallido triunvirato, cuestionado por todos los sectores que se disputan la conducción: los más duros respecto del Gobierno y los más negociadores, los pocos que siguieron a Hugo y Pablo Moyano en su renuncia y los mayoritarios y numerosos que se quedaron. Los llamados “gordos” e “independientes” parecen los que más tienen para ganar y prometen una central moderada, mientras que los otros sectores en disputa tratan de no quedar muy rezagados.

En el orden del día de la reunión del consejo directivo, una cuestión en especial atravesará la ajetreada jornada: determinar si el paso siguiente será la realización de un Comité Central Confederal o si se salteará esa instancia y se optará directamente por un plenario de secretarios generales. El objetivo que comparte una mayoría imprecisa es evitar las rispideces que puedan prolongar las definiciones y lograr que la mayor parte de gremios se sientan incluidos.

Además de Camioneros, también se excluyó la UOM, uno de los más importantes gremios industriales, que mantiene por estos días también su pulseada. La paritaria con la Asociación de Empresario Metalúrgico (Adimra) está lejos de cerrarse y preocupa al ministro de Trabajo, Jorge Triaca: la pretensión del gremio encabezado por Antonio Caló es traspasar con comodidad la barrera del 15% impuesta por el Gobierno. Otro gremio que está en esa tarea es Smata. “Las paritarias de los mecánicos se discutirán durante el mes de abril y nuestro eje central es qué pasó con la inflación en los tres meses previos a la discusión del salario”, bastante ajeno, en apariencia, a la discusión que se dará hoy en Azopardo.

Integrada por los grandes gremios de servicios y con Héctor Daer como principal referente, gordos e independientes pretenden quedarse con la conducción. A ellos se adherían las 62 Organizaciones Peronistas, lideradas por Ramón Ayala, de los peones rurales. Con una caracterización diferente llegan los gremios que integran la Corriente Federal. Encabezados por el bancario Sergio Palazzo son los gremios más críticos y pretenden una estrategia más confrontativa. Participaron de la movilización de Moyano, el 21 de febrero pasado, pero no quieren quedar fuera del nuevo armado. Algo parecido a lo que sucede con el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), que representa a los gremios del transporte y otros menores.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés