El Economista - 70 años
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Versión digital

vie 03 Feb

BUE 26°C
Justicia

Caso García Belsunce: "Fueron 20 años de tortura", aseguró Pachelo y cree que saben quién mató a María Marta

"Cuando escuché la absolución me puse a llorar. Me quebré porque fueron 20 años de esta tortura", sentenció

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro lo encontró inocente del delito de "homicidio triplemente agravado"
El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro lo encontró inocente del delito de "homicidio triplemente agravado"
03-12-2022
Compartir

Por Emmanuel Dalbessio. 

Nicolás Pachelo aseguró que los 20 años del caso María Marta García Belsunce fueron para él "una tortura", que se sacó "una mochila de encima infernal" luego de ser absuelto del homicidio de la socióloga y apuntó a la medio hermana de la víctima, Irene Hurtig, a la hora de especular con quién pudo autor de este crimen que ahora quedó impune.

"Cuando escuché la absolución me puse a llorar. Me quebré porque fueron 20 años de esta tortura mía, de mis hijos, de mi exmujer, que fue imputada, sacándose sangre, saliendo en las tapas de los diarios como la 'Dama de Rosa', y mis hijos yendo a la facultad, mirados injustamente", expresó Pachelo (46) en un diálogo que ayer tuvo con Télam en la sala donde se leyó el veredicto, a pocos minutos de quedar libre de culpa y cargo por el crimen de García Belsunce (50).

El exvecino de Carmel aseguró que se sacó "una mochila de encima infernal" porque "fueron 20 años, una vida siendo señalados porque una familia de hijos de puta quiso limpiar todas las cagadas que se mandó conmigo y con mi entorno", dijo en relación a los familiares de la víctima.

En un fallo dividido y por mayoría, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro lo encontró inocente del delito de "homicidio triplemente agravado", y por el que la fiscalía había pedido para él la pena de prisión perpetua.

También contó que tras el fallo habló con sus afectos y que se mostraron muy emocionados por la absolución y que ahora espera salir "y nacer nuevamente sin el título de 'asesino'".

Con relación a la familia y entorno de la víctima, Pachelo resaltó el comportamiento que tuvieron varios de ellos cuando el secretario del TOC leyó su absolución.

"Todos los que estaban hoy, gente de alto nivel económico, etcétera, etcétera, porque no le gustó el fallo, insultaron, le dijeron (a los jueces) corruptos. Si lo hago yo, soy un maleducado y me llevo puesta la ley. Toda esta familia que gritaba, los últimos cuatro meses dijeron que confiaban en la justicia y en este Tribunal. Pero todo lo que dijeron, hoy no lo llevaron a la práctica", sostuvo.

Pachelo confió que durante los cuatro meses que se extendió el debate tuvo miedo de ser condenado a prisión perpetua recordando que Carlos Carrascosa, viudo de María Marta, estuvo siete años preso por el caso.

"Si acá hubo un culpable de que esto no se haya sabido a las 12 horas es Carlos Carrascosa, no busques otro nombre. Si él no hubiese instalado la teoría del accidente esto no hubiese pasado. Hubiese habido huellas, pelo, rastro en el baño, ADN, se hubiese solucionado esto en 24 horas", expresó.

"Lo peor es que el o la que la mató se está cagando de risa ahora, debe estar diciendo 'mirá, lo imputaron cuatro meses a este infeliz, quedó impune y yo mirándolo desde mi casa con una cerveza', eso es lo más triste", afirmó

Por otra parte, en una entrevista que durante el juicio concedió en uno de los cuartos intermedios a los periodistas que lo cubrían, Pachelo había dicho que hasta que no finalizara el debate no iba a decir quién, según él, fue el asesino de María Marta.

Ayer sí lo respondió y apuntó a la medio hermana de la víctima que también vivía en aquel momento en Carmel: "Irene Hurtig. Sé que discutieron varias veces en el último tiempo (con María Marta) y la familia lo ocultó. Pero es una sospecha mía, sin pruebas", aclaró.

En ese sentido, sembró la duda al afirmar que "las bombachas de campo de mujer que se encontraron con sangre escondidas no eran de María Marta", al referirse a la ropa que las empleadas domésticas del matrimonio Carrascosa-García Belsunce lavaron tras el crimen, cuando aún el entorno de la víctima creía que María Marta había muerto en un accidente doméstico.

Por otra parte, sobre la condena a nueve años y seis meses de prisión que se le dictó por seis robos en distintos barrios privados del Gran Buenos Aires, Pachelo sostuvo que sintió una "angustia infernal".

"Cuando escucho nueve años y seis meses me pregunté por qué, si la mínima es de tres y la máxima de 10. Siendo primario, robando casas vacías, sin lastimar a nadie, me dieron nueve años y medio, cuando un homicidio simple en el Código Penal arranca en ocho años de prisión...un homicidio, una vida", señaló.

"Entonces -continuó-, por un lado tenía felicidad por la absolución, pero una angustia infernal por el otro, porque pensé que me iban a dar entre siete y ocho y que en ocho meses iba a mi casa con mi hijo que se está muriendo, pero me tengo que quedar tres años más".

El exjugador de póker dijo que, para él, la cantidad de años que le dieron de condena fue "para compensar una absolución, que la tenés que dar con argumentos, como así fue, ¿pero para compensar me das casi 10 años? Dame lo que le darías a cualquier Pérez o cualquier García, no por ser Pachelo".

Por último, se refirió al ataque de los fiscales durante las 38 audiencias que duró el juicio que lo tenía como principal imputado por el crimen de García Belsunce, junto a los exvigiladores José Ortíz (45) y Norberto Glennon (57).

"Los cuatro meses fueron de chicanas. El fiscal Patricio Ferrari buscó lastimarme, mi reacción, mostrarle a los jueces que yo soy violento, meterme el dedo en el culo hasta donde pudo", sostuvo, y enumeró una serie de momentos adversos que afrontó durante el juicio.

"Es muy bajo imputar a mi novia en uno de los robos o reabrir la causa por la muerte de mi padre", afirmó y también acusó a su madrastra Jacqueline Barbará, a su medio hermano Francisco Pachelo y a Dionisio Simón, un ex empleado de la tosquera de su padre, de haberse "sentado a declarar por plata" para perjudicarlo en este juicio

Para Pachelo, del resultado del juicio debe quedar como moraleja que "un Ministerio Público Fiscal no puede pedir perpetua por cualquier cosa sin pruebas y así cagarle la vida a una persona".

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés