El Economista - 70 años
Versión digital

mar 21 May

BUE 14°C
Los expertos afirman que los casos de dengue se multiplicaron por más de ocho desde el año 2000.
Alerta

Brote histórico de dengue: ¿cuándo podrían descender los casos?

¿Qué factores tendrían que darse para que finalice la epidemia del dengue? En esta nota te lo explicamos.

08 abril de 2024

Argentina está atravesando el peor brote de dengue de su historia. Según el Ministerio de Salud de la Nación, en lo que va del año la enfermedad ya afectó a 215.885 personas y provocó 161 fallecimientos. De ese total 512 casos fueron clasificados como dengue grave y la enfermedad mostró una letalidad del 0,071%.

Esta enfermedad viral se transmite por la picadura del mosquito Aedes aegypti y entre los síntomas más frecuentes se encuentran la fiebre, el enrojecimiento e inflamación de la piel y los fuertes dolores musculares. 

Los expertos afirman que los casos de dengue se multiplicaron por más de ocho desde el año 2000 y esto se debe principalmente al desarrollo urbanístico de las ciudades y los cambios climáticos y ambientales. De acuerdo al Ministerio de Salud, la zona geográfica más afectada en diciembre fue el noroeste del país y a partir del mes de enero empezaron a incrementarse los casos en el AMBA, Córdoba y en el noroeste. 

¿Qué factores tendrían que darse para que finalice la epidemia del dengue? 

El Aedes aegypti suele morir luego de cuatro o cinco días de temperaturas inferiores a 15 grados. Por lo que las altas temperaturas, la humedad y las lluvias, sumado a que estamos atravesando un período elevado de casos, aumentan las posibilidades de que se infecten los mosquitos adultos que son los que transmiten la enfermedad. 

Para que disminuya el nivel de contagios es fundamental que la temperatura baje durante varios días para que los mosquitos no puedan poner huevos, lo que haría que frene su reproducción. 

Sin embargo, los mosquitos se adaptan a cualquier variable climática, por lo que algunos expertos estiman que esto no interferiría en su comportamiento habitual. 

Así lo explicó Alejandro Inti Bonomo, director de la carrera de Gestión Ambiental en la UADE, a La Nación: "Hay que entender que si bien el dengue es un ciclo que bajará en el invierno, hay muchas chances que no desaparezca por completo. Ya hay que trabajar en la prevención pensando en la temporada que viene y por eso se insiste en que nosotros tenemos las posibilidades de tratar la epidemia de una forma más activa si cumplimos con las normas de prevención".

Frente a esta emergencia sanitaria, el Gobierno decidió abrir las importaciones por un plazo de 30 días para que puedan ingresar al país todo tipo de repelentes (aerosoles, cremas, sprays y geles) sin necesidad de que intervenga la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). 

Por otro lado, la vacuna -que fue aprobada en el 2023 por la ANMAT y consta de dos dosis- no se encuentra en el calendario obligatorio de vacunación, por lo que para aplicarla hay que consultar con un médico de cabecera. Ante este panorama algunas provincias como Misiones, Salta y Corrientes iniciaron una campaña de vacunación gratuita, mientras que algunas obras sociales y servicios de medicina prepaga comenzaron a aplicar descuentos de hasta 50% en sus afiliados. 

En este contexto la mejor forma de cuidarse sigue siendo la prevención doméstica -eliminar todos los recipientes en desuso que puedan acumular agua, limpiar canaletas y desagües de lluvia de los techos, colocar mosquiteros y espirales de humo-, además del cuidado personal con el uso de repelentes y vistiendo ropa que cubra la mayor parte del cuerpo.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés