El Economista - 70 años
Versión digital

vie 21 Jun

BUE 18°C
Financiación

ALERTA por las TARJETAS DE CRÉDITO: qué pasa si no la pago a tiempo y diferencias entre pago mínimo, parcial y total

El no pagar la tarjeta de crédito a tiempo puede repercutir de diferentes maneras en la vida financiera del usuario. Cuáles son, qué tipos de pagos pueden hacerse y las distintas formas de deudores.

Este medio de pago asociado a un crédito permite aplazar los pagos de las compras.
Este medio de pago asociado a un crédito permite aplazar los pagos de las compras. .
06 junio de 2024

La pérdida del poder adquisitivo producto de la inflación y la crisis económica produjo que los compradores utilizaran la tarjeta de crédito para afrontar gastos incompatibles con los saldos disponibles.

Este medio de pago asociado a un crédito permite aplazar los pagos de las compras. Con ella, podemos comprar en miles de negocios online y offline, sin la necesidad de tener efectivo o dinero en nuestra caja de ahorros o cuenta corriente, y además acceder a beneficios y descuentos exclusivos.

El cliente dispone de cierto límite que podrá seguir extendiéndose aun más a medida que devuelve el dinero. El banco determina la solvencia, es decir, la reputación que tiene una persona para la resolución de sus pagos, lo que también influye en cuánto dinero esa entidad está dispuesta a confiar.

Asimismo, los créditos también se conceden durante un plazo y con intereses. El plazo puede ser renovado o ampliado, en tanto que los intereses suelen ser más altos que los de un préstamo personal.

El no pagar la tarjeta de crédito a tiempo puede llevar diferentes consecuencias de corto plazo como la penalidad vía intereses o la inhabilitación del uso de la misma, lo que podría repercutir en la vida financiera tanto en el mediano como en el largo plazo.

Si tenés una tarjeta de crédito, es fundamental que seas responsable con su uso y pagos, hacerlos antes de la fecha de vencimiento cada mes, ya sea efectuando el pago total, parcial o mínimo, aunque éste último no es recomendable ya que implica un incremento de intereses.

La norma general estipula tres tipos de posibilidades para el pago de la tarjeta de crédito. Los bancos admiten el:

  • Pago total del importe adeudado en el mes, lo que evita la generación de intereses hacia futuro.
  • Pago parcial superior al mínimo, pero inferior al total. De esta manera, la deuda acumulada y los intereses serán mucho menores, debido a que cuanto más se paga, el dinero adeudado y sus intereses disminuyen.
  • Pago mínimo obligatorio. Este límite depende de cada banco. Al cancelar ese monto, el crédito sigue activo sin necesidad de cubrir toda la deuda. Los intereses generados figuran en el recibo de tarjeta del próximo ciclo.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) hace un seguimiento de la trayectoria de cada persona o empresa como deudores del sistema financiero y los tabula en la Central de Deudores (a la cuál se puede acceder aquí para conocer su estado financiero), en la que se informe cualquier pasivo que se tenga con alguna entidad bancaria o financiera.

Los tipos de deudores varían en función de la cantidad de días que haya de mora para el pago del crédito. La escala va del 1 al 6:

  1. Normal: el atraso en el pago no debe superar los 31 días.
  2. Riesgo bajo: atraso en el pago es de más de 31 y hasta 90 días desde el último vencimiento.
  3. Riesgo medio: atraso en el pago de más de 90 y hasta 180 días.
  4. Riesgo alto: atraso en el pago de más de 180 días hasta un año.
  5. Irrecuperable: atrasos superiores a un año.
  6. Irrecuperable por disposición técnica: deuda con una ex entidad. Allí se debe aclarar la situación particular con la ex entidad que otorgó una financiación en consulta de un administrador.

¿Cuáles son las consecuencias de convertirse en deudor?

No pagar ni siquiera el mínimo de la tarjeta podría otros tipos de implicancias como el impacto en el score crediticio (que suele ir de un rango de 0 a 1.000). Este registro de calificaciones puede implicar problemas para acceder a un crédito hipotecario.

Formar parte de este tipo de listados como el Veraz equivale a que, para el sistema financiero, esa persona tiene una calidad de pago reducida. Y, por lo tanto, implica un riesgo mayor que otros individuos. Por ese motivo, siempre es aconsejable corroborar si se forma parte de este listado o no y cómo salir de él.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés