Memorándum de Irán: Fiscal defendió convocatoria a la audiencia que pidió Cristina Kirchner

El fiscal también rechazó apartarse del caso del Memorándum de Irán, que calificó de "gravedad institucional".

7 de julio, 2021

Memorándum de Irán: Fiscal defendió convocatoria a la audiencia que pidió Cristina Kirchner

El fiscal Marcelo Colombo reiteró hoy su apoyo a la realización de una audiencia a pedido de la defensa de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, para debatir un planteo de nulidad de la causa por la firma del Memorándum con Irán. A su vez, rechazó apartarse del caso, al exponer ante el Tribunal que prepara el juicio oral.

Colombo remarcó que hubo “una circunstancia novedosa, de público conocimiento y no analizada antes, como son las visitas” de los jueces de la Cámara Federal de Casación Mariano Borinsky y Gustavo Hornos al “entonces presidente ingeniero Mauricio Macri, antes de decidir la reapertura del expediente”. “Los fiscales no estamos obligados a acusar si se verifica infracción a garantías constitucionales, estamos obligados a denunciarlas, pero nunca a colocarlas debajo de la alfombra“, sostuvo el fiscal ante los jueces del Tribunal Oral Federal 8.

En una audiencia por Zoom convocada para tratar un planteo de recusación en su contra, el fiscal rechazó los argumentos de las querellas de familiares de víctimas y la DAIA.

Sobre uno de los motivos para pedir que sea apartado, su aceptación a que se haga la audiencia oral y pública para tratar la nulidad, el fiscal dijo que “hubo aparición de cuestiones nuevas que no fueron materia de análisis” y que “habilitan a rediscutir si la reapertura del expediente judicial con la participación de los señores jueces de Casación Mariano Borinsky y Gustavo Hornos fue decidida respetando la garantía del juez imparcial”.

Colombo mencionó la “gravedad institucional” que tiene la causa por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA y la necesidad de someterse al “escrutinio público” y “a la crítica que pueda tener cualquier decisión que se tome”. Además, negó “tener intención de frustrar el juicio, sino todo lo contrario” y remarcó que la decisión de reabrir la causa por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman que había cerrado por inexistencia de delito el juez Daniel Rafecas la tomó Casación con las firmas de Borinsky y Hornos.

Sobre su situación y la del Tribunal dijo que se trata de “cuatro magistrados”. “No somos amigos, apenas nos conocemos. ¿Los cuatro nos pusimos de acuerdo para frustrar el juicio?” se preguntó.

Colombo defendió también su pedido de citación como testigo en la preparación del juicio a Ronald Noble y recordó que, al presentar la denuncia que originó esta causa, Nisman había remarcado que el ex secretario General de Interpol “impidió que las circulares rojas perdieran vigencia”, en alusión a los pedidos de captura internacional de ciudadanos iraníes acusados por el ataque del 18 de julio de 1994.

“Noble fue siempre tratado como testigo por el Ministerio Público Fiscal”, concluyó al repasar los distintos dictámenes que hubo durante la investigación de la causa en relación al ex secretario de Interpol. “Esa citación es una afirmación del deber de objetividad que tengo”, remarcó el fiscal.

La fiscalía debe actuar “en defensa de la legalidad y los intereses generales de la sociedad”, remarcó Colombo al ratificar que actuó con “objetividad” en su decisión. “Debemos sujetar nuestra actuación a pautas de transparencia. No hay ninguna manera de sostener los planteos de las querellas”, agregó el fiscal de juicio sobre los planteos de los familiares de víctimas Luis Czyzewski y Mario Averbuch y la DAIA.

Los jueces Gabriela López Iñíguez, José Michilini y Daniel Obligado escucharon al inicio de la audiencia a los argumentos de estos últimos, a los que luego replicó el fiscal.

“El señor fiscal no requirió la aplicación justa de la ley, solicitó la creación de una instancia inexistente” como es la audiencia previa para tratar la nulidad, argumentó el abogado de los familiares Tomás Farini Duggan. El letrado se preguntó si hubo otras causas donde Colombo tomó decisiones como las de la causa por el Memorándum, entre ellas “hacer lugar a una audiencia no prevista en el Código Procesal previa a un juicio oral para tratar una nulidad”

La querella de la DAIA ratificó el planteo de recusación y su abogado Gabriel Camiser sostuvo que “debe hacerse el juicio oral y público como próximo paso procesal y no una audiencia inventada”

El Tribunal quedó en condiciones ahora de resolver si acepta o no la recusación del fiscal.