El Gobierno confirmó que se reabrirá la paritaria estatal y revisarán el salario mínimo

Mientras el Gobierno evalúa aumentar el Salario Mínimo y Móvil, más gremios buscan reabrir las paritarias, apuntando a un aumento salaria de entre 40% y 45%.

1 de julio, 2021

El Gobierno confirmó que se reabrirá la paritaria estatal y revisarán el salario mínimo

Durante las últimas semanas varios sindicatos, con el aval del Gobierno, revisaron con las patronales las paritarias firmadas en su momento con la pauta de inflación de 29% del Presupuesto 2021 para llevarlas más cerca del 45%. A su vez, los sindicatos que faltaban cerrar ya solicitaron aumentos con ese nuevo esquema, como Camioneros o Alimentación.

¿Qué va a pasar con el salario mínimo?

En ese marco, desde el Ministerio de Trabajo confirmaron a El Economista que se revisará el aumento que tuvo el Salario Mínimo Vital y Móvil en abril. Para el Gobierno convalidar una nueva suba para ese ingreso es de vital importancia, porque funciona como referencia para los trabajadores informales, algunos independientes y prestaciones sociales.

Por pedido de la CGT, y en línea con su objetivo de hacer crecer los ingresos por encima de la inflación, el Gobierno ya venía evaluando ajustar el salario mínimo. Asimismo, también explicaron a El Economista que el mismo destino tendría la paritaria de trabajadores del Estado, firmada en abril, en la zona de 35%. 

La dinámica será similar a la reapertura de las paritarias privadas. Cuando los tramos queden por debajo de la inflación mensual ahí se reabren las negociaciones, un proceso similar al que sucedió con La Bancaria”, explicó una fuente de Trabajo. “La decisión es que los salarios le ganen a la inflación y se va a trabajar para eso”, agregó.

A finales de abril la cartera de Trabajo, junto con las principales centrales sindicales y empresarias, acordó un aumento del mínimo de 35%, a concretarse en siete cuotas entre abril y febrero de 2022. Además, se definió una instancia de revisión en septiembre de 2021 para evaluar el porcentaje de suba a la luz de la inflación efectiva registrada hasta el momento. 

Estrategia oficial

Por el momento, desde el Gobierno piensan en dos opciones: anticipar la fecha de reapertura de la discusión, dispuesta en el acta para septiembre y llamar a un nuevo consejo, o bien adelantar algunos de los tramos, que llegan hasta el año próximo. Cabe recordar que el esquema de actualizaciones estaba dispuesto con 9% en abril, 4% en mayo, 4% en junio, 3% en julio, 5% en septiembre, 5% en noviembre y 5% en febrero de 2022.

Tal como estaba dispuesto el aumento, el monto final llegaría a los $29.160. Sin embargo, ese valor quedaría muy lejos del salario promedio y del costo de la canasta básica, que en mayo alcanzó $64.445 para una familia tipo de cuatro integrantes. Al momento de sentarse a negociar, el salario mínimo ya acumulaba cinco años de caída en términos reales y debía crecer cerca del 70% para recuperar lo perdido.

Si bien no rige para ninguna actividad en particular, el salario mínimo funciona como una referencia para el sector informal. Aumentarlo forma parte de la estrategia oficial para que el poder adquisitivo de los trabajadores no caiga en 2021 por cuarto año consecutivo. Esta suba impactará en los montos de la jubilación mínima y el salario mínimo docente, así como en los de distintos programas sociales como el Potenciar Trabajo o el Salario Social Complementario.

Más paritarias

En línea con las nuevas negociaciones salariales, varios sindicatos continúan presionando para alcanzar el nuevo piso del 40% o 45% fomentado por el Gobierno. Es el caso de los trabajadores de Sanidad que lidera el cegetista Héctor Daer, entre otros. 

Sin duda, es hoy la paritaria más caliente, lógicamente atravesada por la pandemia y una situación crítica en las empresas del rubro. El Ministerio de Trabajo dictó ayer la conciliación obligatoria por 15 días, que comenzará hoy con el objetivo de desactivar las medidas de fuerza anunciadas en los últimos días. En concreto, Trabajo ordenó al gremio liderado por Daer a “dejar sin efecto toda medida de acción directa” que impida el funcionamiento adecuado de los servicios y citó a las partes para el miércoles 7. 

Los trabajadores del Sindicato de la Sanidad y los establecimientos privados de todo el país mantienen un conflicto salarial que iba a derivar en un paro de actividades de cuatro horas hoy y mañana que, se presumía anoche, sería levantado.

Los prestadores de salud privado aseguraron que por el desfinanciamiento no pueden afrontar los aumentos salariales contemplados en las paritarias 2021 mientras que el gremio pide una suba en línea con la nueva pauta salarial. 

En las últimas horas del martes, la Federación de Trabajadores de Industrias de la Alimentación (Ftia), encabezada por Héctor Morcillo, acordó un incremento salarial del 42% en cuatro cuotas para la paritaria correspondiente al período entre mayo de 2021 y abril de 2022. 

En ese contexto, desde el sindicato de Comercio también buscan una reapertura. Armando Cavalieri, el titular del sindicato de Comercio, el más numeroso ya que agrupa 1,2 millones de trabajadores, pidió formalmente el viernes pasado a las cámaras empresarias del sector rediscutir el aumento acordado en abril pasado, que estableció una recomposición del 32% en cuatro tramos. La intención del gremio es negociar un adelantamiento de las cuotas de esa suba y convenir una mejora adicional de manera de acercarse al nuevo piso salarial.