Villagra: “Con Bitcow, el crecimiento del negocio es exponencial”

23 de abril, 2021

“Con Bitcow, el crecimiento del negocio es exponencial”

Por Ariel Bazán

El mundo de las criptomonedas viene creciendo y el sector agropecuario no es la excepción. En diálogo con El Economista, Guillermo “Willy” Villagra, Director de OpenBit, explicó cómo funciona su token BitCow, cuya particularidad es que está respaldado por vacas.

¿Cómo funciona BitCow?

Es un token que está respaldado por la ganadería, en este caso por una vaca preñada. Lo que buscamos es digitalizar el rodeo ganadero, que la gente pueda participar de un negocio como la ganadería, que es muy conocido y de bajo riesgo pero no está al alcance de cualquier persona. 

¿Cómo funciona el respaldo que tiene cada token?

Hoy un bitcow está respaldado por 1,2 vacas, o sea que si vendemos cien bitcows tiene que haber en el campo 120 vacas preñadas. El BitCow tiene hoy un valor de $140.000, o sea que con ese dinero el que compra un bitcow está adquiriendo 1,2 vacas preñadas, o el equivalente a una vaca más un 20% de un fondo de seguridad de resguardo. Con esa compra el inversor está pagando los gastos de mantenimiento de esa vaca de por vida, nunca más tiene que poner dinero. La gran diferencia es que si alguna persona quisiera comprar por ejemplo cinco o diez vacas tendría todos los meses que estar pagando veterinarios, remedios, empleados, el alquiler del campo, el pastoreo, etcétera, pero de esta forma paga por única vez.

¿Cómo pueden participar los inversores?

A través de la plataforma www.bitcow.com.ar, donde se explica el negocio y los términos y condiciones para que la persona pueda pueda entender bien dónde está invirtiendo. Luego se puede registrar y abrir una cuenta donde tiene dos billeteras: una donde va a transferir los pesos que quiera y, luego que eso se acredite, otra para comprar los bitcows. Para esto último hay que seguir tres pasos muy simples e incluso se pueden comprar fracciones de a diez centavos: es decir, no es necesario invertir $140.000 de una sola vez para comprar un bitcow entero, sino que se puede hacer desde $14.000 para diez centavos de bitcow.

¿Además de las vacas preñadas, los inversores también adquieren las futuras crías?

La idea es que a medida que pasa el tiempo el rodeo de vacas que se compraron vayan teniendo cría. Al principio hay una vaca preñada con garantía y a los cinco o seis meses ese rodeo empieza a tener los terneros. Lo que hacemos entonces es vender los terneros machos para solventar los gastos del sistema y las terneras hembras nos las quedamos para que se incorporen al rodeo principal. Entonces, si por ejemplo arrancamos con 100 vacas, al año siguiente deberíamos tener 120 o 130 vacas, con lo cual el inversor pasa a tener 20% o 25% más de bitcows. Esto es un negocio donde el inversor va teniendo cada vez más bitcows, por ende más vacas.

O sea que la emisión de nuevos tokens viene dada por la obtención de más crías…

Exacto, la rentabilidad está dada por la multiplicación del rodeo. Nosotros nos comprometemos a que el inversor arranque con un bitcow que está respaldado por 1,2 vacas y que al año siguiente va a tener un 20% más de bitcows. Y así, si la persona decide quedarse tres o cuatro años, en un momento además de la primera vaca inicial que compró va a tener a la hija, la hija de la hija, etc. pero a su vez la primera vaca va a estar dando también su segunda y tercera cría. Con lo que  habrá un momento en que el crecimiento del negocio será exponencial, habrá cuatro o cinco generaciones de animales dando cría.

¿El BitCow está pensado para productores o personas comunes?

Por un lado es una alternativa de inversión para quienes no son productores agropecuarios, de hecho el 80% de nuestros 7.500 usuarios es gente que no tienen nada que ver con el campo pero ponen una parte de sus ahorros en el bitcow. Y la segunda parte está bien orientada al productor agropecuario, que empieza a participar cuando el negocio comienza a crecer. Va a llegar un momento donde el campo donde hoy están los animales no va a dar abasto, entonces invitamos a los productores que tengan lugar en su campo para más vacas y le damos los animales para que los trabajen.  El productor se estará endeudando en lo que produce, está comprometido a tener la cría según determinados procesos que nosotros auditamos.

¿Qué pasa si el productor no puede cumplir con eso?

Nosotros hacemos una auditoría y somos responsables de que el productor que quiso participar trabaje bien. Tenemos un protocolo de producción sanitaria, un sistema productivo, una genética, etcétera que definimos con él a través de un contrato y luego lo monitoreamos. Como las vacas no están a nombre del productor, si no llegara a cumplir se las podemos asignar a otro, pero si no hubo negligencia la idea es ayudarlo para que pueda cumplir lo acordado.