Apartaron a más de 400 policías que habían participado de protestas de 2020

9 de febrero, 2021

Apartaron a más de 400 policías que habían participado de protestas de 2020

El Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires anunció hoy la desafectación de más de 400 efectivos policiales que habían participado de protestas en reclamo por aumento salarial en octubre de 2020

La decisión surge a pocas horas de una nueva protesta de miembros de la fuerza anunciada para el próximo jueves en reclamo de mejoras salariales y laborales. Según informaron fuentes oficiales, los agentes que desafectó el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, fueron declarados de “disponibilidad preventiva”, lo que significa que no tienen tareas asignadas.

De acuerdo a un informe de la auditora de Asuntos Internos, los efectivos cometieron faltas administrativas utilizando móviles de la fuerza en la manifestación frente a la Residencia presidencial en Olivos. “No cumplen con su misión de policías. No cumplieron con la ley”, dijo Berni cuando fue consultado este mediodía en declaraciones a radio Mitre respecto de la sanción a los uniformados.

En relación a la nueva protesta, el funcionario bonaerense aseguró que la medida anunciada hoy “no es ningún mensaje por la protesta pero no somos ingenuos”. “La protesta tiene que ver con esto. Sabían que a partir del levantamiento de la feria judicial se iban a activar los sumarios. Habíamos dichos que quienes no cumplían con su deber iban a ser sancionados. Hemos cumplido con lo que dijimos que íbamos a hacer”, aseveró.

Asimismo, señaló que “la agremiación es una herramienta fundamental en una Policía que funciona. En una Policía que tiene los problemas de la bonaerense, con índices de corrupción, está en dudas. No sé si las condiciones están para que funcione”.

A partir de esta medida, los policías dejan de prestar servicio automáticamente y deben entregar el arma reglamentaria. Además, durante los próximos seis meses, pasarán a cobrar el 50% del salario hasta que se defina si se los desvincula definitivamente de la fuerza o no. Los efectivos deberán declarar en la sede administrativa ante Asuntos Internos y enfrentan la posibilidad de ser dados de baja, afirmó la fuente consultada por Télam. Además, indicó que “existe una causa penal” contra ellos.

En total, son investigados más de 1800 efectivos que participaron de las protestas que se registraron en octubre del año pasado. Se desarrollaron en principio en distintos puntos del Conurbano: frente a la residencia de Olivos, en el Centro de Coordinación Estratégica de la policía provincial en Puente 12 en La Matanza y otros lugares, en demanda de mejoras salariales y laborales.

La manifestación realizada el año pasado duró varios días  y se replicó en otras provincias. El conflicto se destrabó cuando el presidente Alberto Fernández anunció que llevaría a cabo un recorte fondos de coparticipación al Gobierno porteño para financiar un aumento de salarios.