“Ninguna medida técnica recuperará la confianza”

22 de octubre, 2020

“Ninguna medida técnica recuperará la confianza”

Por Luis Varela

Los tiempos siguen siendo muy difíciles y los acontecimientos se desarrollan a gran velocidad. Ayer fue para los mercados, tanto externos como la plaza local, una verdadera jornada de miércoles: hubo malas noticias con las vacunas del Covid, ya votaron 40 millones de personas en EE.UU., la Bolsa de Nueva York volvió a ceder, el dólar bajó afuera, los activos de refugio volvieron a subir y, con todo eso, un país débil como Argentina es uno de los que más sufre.

Y todo el mundo económico espera un Presidente que emita señales mientras que se producen hechos que crispan los nervios: ayer hubo personal de la Gendarmería con armas largas recorriendo la city, se conocieron más tomas de tierras y hubo un voto en la OEA que de alguna manera respaldó a Venezuela.

Con todo eso, la incertidumbre y la desconfianza siguen creciendo. Y, detrás de eso, más gente con posiciones en pesos sigue huyendo de la moneda nacional y, en consecuencia, ayer volvieron a subir los seis dólares de Alberto, sin que tuvieran absolutamente ningún efecto las medidas que implementó el ministro de Economía Martín Guzmán. Y un operador de Bullmarket, una casa de Bolsa integrante del Mercado de Valores, lo dijo con todas las letras: “el mercado está lanzado y ninguna medida técnica frenará este nivel de desconfianza”.

Por eso, increíblemente, cuando el mundo parece prepararse para una elección muy reñida en EE.UU. con Wall Street bajando de la nube, y con el dólar bajando en el mundo frente a las divisas fuertes, en Argentina el dólar no para de subir y, lo que es peor, el peso cae todavía más contra otras monedas.

En el exterior, el dólar se mantuvo ayer sin cambios en Brasil y México, pero bajó 0,3% contra el euro, cedió 0,4% contra el chileno, cayó 0,9% contra el yen y se desplomó 1,5% contra la libra. Y en Buenos Aires, el dólar turista subió 8 centavos hasta $137,48, el oficial subió 5 centavos hasta $83,32, el blue saltó 3 pesos hasta $183 y el mayorista subió 7 centavos hasta $77,75. El Banco Central ganó US$ 8 millones para las reservas por lo que ahora tiene US$ 40.821 millones. El dólar MEP subió $1,94 hasta $162,86. El contado con liquidación saltó $4,70 hasta $176,48. Y con eso hubo una brecha del 119% entre el dólar oficial y el blue, con la del CCL y el mayorista en 127%. Y, medidos en pesos, la libra saltó hasta 102,11, el euro subió hasta 92,13 y el real no cambió, siguió a 13,85.

“Y la presión por la corrida cambiaria hubiera sido mayor si los organismos oficiales no hubieran quemado bonos para frenar el contado con liquidación ya que venía para subir más. La fuga de dinero es muy importante. Se teme que el Gobierno se radicalice, tome medidas más duras y no hay vendedores de dólares, todos quieren sacarse los pesos de encima y mandar los dólares a otro mercado”, ese fue una síntesis del análisis que hicieron el en microcentro, mientras la Gendarmería pasaba con armas largas en las manos “algo que seguramente recorrerá el mundo, ya que mucha gente lo filmó con sus celulares”.

Por supuesto, la suba sin parar de los dólares libres y la mayor brecha cambiaria desde la hiperinflación de 1989 está generando efectos secundarios en la comercialización de productos. Ayer se conoció que los concesionarios de autos frenaban sus ventas porque no saben si podrán reponer lo que tienen. Y se está observando una escasez y un fuerte aumento de precios en los productos de la construcción, porque ahí hay muchos insumos importados y el cepo arrastra los valores.

Obviamente, toda esta corriente genera una ola de venta de todo lo que tiene que ver con lo argentino. Y ayer cayeron fuerte, hasta 3%, los titulos públicos nacionales, por lo que el riesgo país subió otras 19 unidades, hasta 1.452 puntos básicos, por lo que se encuentra 37% más arriba del día en el que debutaron los bonos de los canjes de deuda bajo ley NY y ley argentina.

Y los sondeos sobre la elección presidencial en Estados Unidos, más un fallecimiento vinculado a una de las vacunas contra el Covid, determinó que el ánimo en las bolsas estuviera para abajo: el descenso fue mar fuerte en Europa que en EE.UU., pero igual muestra que la euforia que se sostenía con estímulos ha terminado.

Ayer hubo bajas del orden del 1% en las bolsas europeas, con toque de queda en varios países por el Covid, mientras que la Bolsa de New York cedió 0,3%, pero la de México logró subir y la de San Pablo terminó sin cambios.

El mercado bursátil argentino volvió a mostrar otra ilusión. Los precios subieron en pesos, pero volvieron a bajar en dólares. Con $1.414 millones operados, la Bolsa de Buenos Aires subió 0,8% en pesos. Pero los ADR argentinos que se operan en New York mostraron otra foto: Ternium pudo subir apenas, pero hubo fuertes caídas para Edenor, IRSA I y TGS.

Las fallas en las vacunas, más las señales sobre como viene la elección norteamericana, parecen ir determinando que habrá muy pocas economías del mundo que podrán rebotar en forma de “V” y en consecuencia los commodities se van reacomodando. Hubo una bja fuerte para el petróleo. Los metales básicos abandonaron la firmeza y se colocaron mixtos. Hubo una suba consistente para los metales preciosos, con un salto fuerte para las criptomonedas, panel en el que hubo subas de hasta el 13%. Y para Argentina volvió a haber buenas noticias, que son por ahora totalmente desaprovechadas: en Chicago subieron el mazó y la soja, cedió el trigo. Y en Rosario brincaron el trigo y el maíz, cedió apenas la soja, pero en promedio los granos rosarinos tienen el mejor precio desde mayo de 2013. Una pena que no se pueda aprovechar.

Dejá un comentario