Las consecuencias de la carta de Macri

14 de septiembre, 2020

Las consecuencias de la carta de Macri

Todos los integrantes de Juntos por el Cambio son opositores al Gobierno. Pero se diferencian por el contenido y la oportunidad de las críticas. Un sector, liderado por los que tienen responsabilidades de gestión, quieren llevar adelante una estrategia que consiste en lograr acuerdos en algunos temas y confrontar en otros con el Gobierno. Entrar y salir de ahora de la disputa para recién plantear  una competencia abierta el año que viene. Otro sector, por el contrario, entiende que las diferencias son tan grandes que no hay espacio para los acuerdos y que la confrontación debe ser total y plateada desde ahora.  En su carta publicada el domingo en La Nación, Mauricio Macri, dejó en claro algo que se descontaba, su identificación con la línea dura. Muchos de sus cuestionamientos son coincidentes con lo que manifiestan reiteradamente distintas figuras de la oposición. Pero hay algunos que no dejan margen para la moderación y cuya única consecuencia es plantear una confrontación total. “Las autoridades al frente del Poder Ejecutivo nacional vienen desplegando una serie de medidas que consisten en el ataque sistemático y permanente a nuestra Constitución”. Más adelante el expresidente afirma que: “El insistente y vertiginoso accionar del ´vamos por todo´, extravía el rumbo de la Nación: hay que ir por el camino que la Constitución manda”. Si eso es así, no hay margen para el diálogo, sólo queda la resistencia. 

La carta de Macri, con todo el peso que su figura tiene en Juntos por el Cambio, complica al sector más moderado. Que además, recibió otro golpe por parte de Alberto Fernández al quitarle recursos a la CABA sin una conversación previa con Horacio Rodríguez Larreta que es la máxima expresión del sector que considera que no deben romperse todos los puentes con el Gobierno. También se sintieron emboscados los intendentes del GBA que fueron convocados a Olivos para escuchar un anuncio sobre cuyo contenido no habían sido advertidos.

La decisión del jefe de Gobierno de recurrir a la Justicia encarrilla las diferencias en el plano institucional. Pero recuperar la confianza  que había previa a este episodio, llevará tiempo. Y los primeros gestos deben provenir del Gobierno nacional. De lo contrario, el escenario se irá polarizando en los términos que plantea la carta de Macri. Un escenario de confrontación dura que no le conviene al país.    

Dejá un comentario