La demanda eléctrica local se sigue recuperando

25 de agosto, 2020

La demanda de energía eléctrica creció 1,2% en julio pasado, frente a los doce meses anteriores, en plena cuarentena y con temperaturas inferiores a las del año pasado, mientras el repunte mensual (frente a junio) fue de 13,3%, informó ayer la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec).

“El consumo de Capital Federal y el conurbano mostró un importante aumento, tanto en Edesur (3,6% interanual) como en Edenor (5,6%). Ambas distribuidoras explicaron 36% del consumo total del país y sumaron un ascenso conjunto de 4,7% frente a julio del año pasado”, informaron desde Fundelec.

En el resto del país, en tanto, “se registró un leve ascenso general de 0,6% (frente a la baja de 0,8% en junio), según datos provisorios de Cammesa (la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico)”, explicaron.

El análisis de Fundelec destacó que “hubo el mes pasado una importante caída en el consumo industrial y comercial, mientras el incremento del consumo hogareño fue mucho mayor a esos descensos”.

“Luego de las bajas interanuales de abril (11,5%) y mayo (7,6%) y de la leve suba en junio (0,9%), la demanda eléctrica de julio se comparó con un período de alto consumo (julio de 2019) y aun así presentó una suba y se ubicó como el sexto consumo más importante de la historia”, resaltó el informe.

“En el acumulado de los primeros siete meses de 2020, el consumo eléctrico acumula todavía una caída de 0,4% frente a enero-julio del año anterior”, explicaron.

Según Fundelec, “el avance reciente se debe fundamentalmente a una cuestión estacional reflejada en el aumento de la demanda residencial, debido al impacto de la cuarentena y a la gran inactividad comercial e industrial”.

Demanda general Según datos de Cammesa, “en la comparación interanual la demanda residencial creció durante julio 13,7%, la comercial cayó 7,3% (menos que 11,7% de baja del mes anterior), mientras que la industrial descendió 3,1% (en junio había sido de menos 14,2%)”.

De este modo, “54% del consumo total del mes pasado (6.607,8 GWh) obedeció a la demanda residencial, mientras que el sector comercial representó 24% (2.930,9 GWh) y el industrial 22% (2.639,7 Gwh)”.

“La demanda domiciliaria se limitó a 45% del total en marzo pasado, en tanto que los comercios demandaron 29% de la electricidad generada y la industria consumió 26%”, según el reporte de Fundelec.

“La curiosa coyuntura hizo que la máxima demanda de potencia de este mes (julio de 2020) quedara a menos de 2.000 Mw del récord histórico”, destacó Fundelec.

En cuanto al consumo regional, “hubo ascensos en 17 provincias o distribuidoras (en mayo sólo dos habían registrado alzas y el mes pasado fueron 16), mientras que en 10 distritos o empresas se observaron descensos. Las mayores subas interanuales de la demanda eléctrica las experimentaron: Misiones, 16%; Catamarca, 11%; San Luis, 8%; Edelap, Eden y San Juan (6% cada una)”, precisaron.

“También subió el consumo en Santiago del Estero, 5%; Tucumán, 4%; Córdoba, 3%; Entre Ríos y Salta, 2%; Formosa, 1%”, explicaron.

“Las bajas en la demanda eléctrica de julio afectaron a Chubut (18%); Corrientes (4%); Río Negro, Neuquén y Mendoza (3% en cada caso); Chaco, Jujuy, La Pampa y Santa Cruz (1%); y Santa Fe (0,2%), indicó el informe de Fundelec

Dejá un comentario