El trabajo registrado en junio se contrajo 3,2% interanual

7 de agosto, 2020

El trabajo registrado en junio se contrajo 3,2% interanual

Aunque el trabajo asalariado registrado en empresas privadas cayó en junio 3,2% interanual, el indicador mostró señales de una incipiente estabilización, informó hoy la Subsecretaria de Planificación, Estudios y Estadísticas.

De acuerdo con la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), en junio de 2020 el nivel de empleo privado registrado en empresas de más de 10 trabajadores se contrajo 0,1% en relación al mes anterior, atenuando sensiblemente los resultados negativos de los meses previos: -0,4% en mayo y -0,6% en abril.

Este fenómeno responde a la rápida reacción del sistema productivo que incrementó las contrataciones de personal como resultado de la flexibilización de las medidas de aislamiento y restricción a la producción en todo el país, consignó la dependencia del Ministerio de Trabajo en su síntesis de la situación de trabajo registrado.

Sin embargo, añadió: “Al igual que los meses anteriores, la evolución de la crisis causada por la pandemia, impacta de forma directa en las decisiones empresarias de contratación de personal y se pone en evidencia de forma clara en el comportamiento de las tasas de incorporación y desvinculación de trabajadores”.

La tasa de incorporación de personal a las empresas (tasa de entrada) alcanzó en junio el 0,7, valor que, si bien permanece entre los más bajos de la serie, casi duplica la tasa de incorporaciones registrada en abril (0,4 puntos porcentuales).

Por su parte, la tasa de salida se mantuvo en el mismo nivel de mayo (0,8 pp), siendo los registros más bajo de toda la serie. Las modalidades que registraron las caídas más pronunciadas fueron las renuncias (cayó 0,4 punto porcentual) y los despidos sin causa (la tasa de despidos sin causa se contrajo 0,3 pp). Las otras modalidades no presentaron variación

 

El trabajo registrado en junio se contrajo 3,2% interanual

 

En cuanto a la tasa de suspensiones, que se calcula como proporción del total del empleo del mes anterior, en junio de este año se ubicó en el 8,1% cada 100 trabajadores, mostrando una leve caída respecto del mes anterior, pero sosteniéndose en un nivel históricamente alto. 

“A nivel de empresa, también se registra un valor elevado, ascienden al 18% las empresas que aplicaron suspensiones, más que duplicando los valores históricos. En este contexto, las suspensiones han funcionado como uno de los mecanismos de ajuste del empleo”, indicó la Subsecretaría. 

Este freno en la destrucción de empleo se explica por una disminución de la caída en todos los sectores de actividad, como actividades primarias, hoteles y restaurantes y el transporte y, en menor medida, la industria manufacturera y los servicios empresariales.

“Otros sectores gravemente afectados desde el comienzo de la pandemia como la construcción, el comercio y la enseñanza, si bien continuaron con tasas de variación negativas, presentan menores caídas en relación a abril”, añadió.

A pesar de esta cierta estabilización en el empleo asalariado privado, el total de trabajadores registrados continúa en baja, debido al comportamiento descendente del resto de las modalidades ocupacionales, entre las que se destacan el trabajo monotributista y, en menor medida, el trabajo autónomo y el de casas particulares.

“No es posible distinguir en qué medida la reducción del trabajo independiente se debe a que las personas dejaron de realizar la actividad laboral o a la decisión de postergar el pago de las obligaciones de la seguridad social en un contexto de fuerte caída de los ingresos”, aclaró el informe.

El trabajo registrado en junio se contrajo 3,2% interanual

 

 

Dejá un comentario