La carrera por la vacuna con Reino Unido y China como epicentros

21 de julio, 2020

Los nuevos datos de ensayos clínicos de dos vacunas experimentales de coronavirus, una de la Universidad de Oxford y AstraZeneca en Reino Unido, y la otra de CanSino Biologics en China, están proporcionando un optimismo cauteloso en la carrera para combatir la pandemia.

La ciencia nunca se movió tan rápido para desarrollar una vacuna. Pero los investigadores aún están a varios meses de tener una idea más clara de si los principales candidatos ayudan a las personas a generar respuestas inmunes sólidas a este virus.

Las vacunas Oxford y CanSino no provocaron reacciones adversas u hospitalizaciones graves, según los resultados publicados ayer.

La seguridad, no la eficacia, fue lo principal que se suponía que estos estudios debían probar. Y se desempeñaron lo suficientemente bien como para pasar a otras pruebas.

Los candidatos competidores de Moderna y Pfizer / BioNTech también han tenido un buen desempeño en ensayos de seguridad.

No obstante, los ensayos futuros serán los que nos dirán si alguna de estas vacunas potenciales realmente activa el sistema inmunitario de los pacientes para responder al virus.

En los resultados publicados ayer, los investigadores de Oxford administraron su vacuna a 543 personas, pero solo analizaron 35 para detectar “anticuerpos neutralizantes”.

Un grupo separado, no aleatorizado de 10 personas recibió una dosis de refuerzo de la vacuna Oxford un mes después de la dosis inicial.

Las respuestas preliminares de anticuerpos de la vacuna de CanSino fueron “decepcionantes” para varios expertos.

Hay 23 vacunas de coronavirus en pruebas clínicas en este momento, según la Organización Mundial de la Salud. Ahora tenemos datos sobre los cuatro primeros, donde la mayoría está confirmando que las vacunas no son gravemente perjudiciales y que los estudios a gran escala están garantizados, no que funcionan definitivamente todavía.

Dejá un comentario