Esquema virtual y vuelta de la agenda legislativa

14 de mayo, 2020

 

Por Pablo Varela

 

El Congreso de la Nación vivió ayer un día histórico al ser escenario de sesiones virtuales tanto en la Cámara de Diputados, como en el Senado.

 

Luego de varias semanas de trabajo para adecuar reglamentos y tecnología el Congreso volvió a posicionarse como la caja de resonancia habitual de la política, luego de que escalase la tensión entre la Casa Rosada y los bloques de la oposición.

 

El primer turno fue para el Senado, encabezado por Cristina Kirchner, que trató los decretos emitidos por Alberto Fernández durante la pandemia. Con la sesión comenzada poco después de las 14, los senadores votaron por unanimidad el dictamen de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo que abordaba 20 DNU.

 

Con el pleno del recinto funcionando, la votación fue de 71 votos afirmativos sin ninguno negativo. El único senador ausente fue el tucumano José Alperovich, quien se encuentra de licencia tras ser denunciado por acoso sexual.

 

“Este paquete de 20 DNU, que son exclusivos de la pandemia, intenta dar respuesta a todas las dimensiones que afectan o se ven afectadas en este contexto” dijo la senadora mendocina Anabel Fernández Sagasti, quien fue la primera oradora de la sesión. En efecto, el tono de los discursos durante la jornada del Senado contrastaron con el ruido generado en la previa por el DNU que habilita al jefe de Gabinete Santiago Cafiero, a reasignar partidas.

 

Mientras desde el entorno de la exgobernadora María Eugenia Vidal salieron a contestar duramente a Fernández en los últimos días por sus declaraciones sobre los hospitales bonaerenses, pero en la Cámara Alta, el interbloque de Juntos por el Cambio apoyó las iniciativas del Poder Ejecutivo marcando algunas pocas disidencias.

 

En el entorno de la Vicepresidenta sostuvieron ante El Economista que el Senado continuará “sin agenda”, por ahora.

 

Desde la oposición no dejaron de reclamar por la continuidad del trabajo en el Congreso. “Ya es tiempo de transitar la normalidad institucional en Argentina, el Congreso tiene que discutir leyes, no decretos”, sostuvo el titular de Juntos por el Cambio en el Senado, Luis Naidenoff.

 

En tanto en la Cámara Baja, también tuvo éxito la sesión remota. En el entorno del titular del cuerpo, Sergio Massa, se mostraron satisfechos con la tarea, luego de los percances de la semana pasada.

 

Diputados votó de manera unánime beneficios para los trabajadores de la salud, de la seguridad y otras actividades esenciales. En concreto se trata de eximir a ciertas ramas laborales del gravamen a las Ganancias.

 

Al igual que en el Senado, lejos de las estridencias de las horas previas los discursos mostraron un tono conciliador. Cierto es que los temas fueron acordados en la previa, y que desde la presidencia del cuerpo buscan alcanzar “consensos”, según dejan trascender y se espera que en los próximos días pueda haber trabajo en las comisiones o hasta incluso sesiones entre el fin de esta semana y la próxima.

 

Fuentes del Frente de Todos sostuvieron ante este diario que aguardan novedades respecto del impuesto a las grandes fortunas, sobre la que trabajó el titular de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller. Según explicaron, por ser de carácter tributario el proyecto deberá ser tratado sí o sí en comisiones. El propio Heller se mostró ayer decidido a presentarlo.

 

En tanto fuentes de Diputados informaron que esperan poder reactivar prontamente las comisiones de Salud, (podría abordarse prescripciones médicas digitales), Comunicaciones, Educación y Presupuesto.

 

También se especula con que trabaje la Comisión de Transporte, para abordar beneficios en la utilización de la Tarjeta SUBE para trabajadores de actividades esenciales.

 

Massa buscará imprimir una dinámica de trabajo ágil a pesar de las restricciones producidas por la crisis sanitaria, sobre todo luego de haber sorteado las dificultades técnicas.

 

La oposición reclama por DNU

 

Ayer en horas del mediodía, el interbloque de Juntos por el Cambio brindó una conferencia de prensa solicitando la “urgente” eliminación del DNU que otorga a Cafiero la potestad de reasignar partidas.

 

“El uso del tapabocas es para protegernos, no para callarnos. Hay avances contra el sistema democrático que la pandemia no justifica. Como oposición, seguiremos defendiendo los valores democráticos y la independencia de los poderes”, sostuvo Cristian Ritondo, titular del bloque del PRO y uno de los principales puntales de la coalición opositora.

 

Sin embargo, el exoficialismo no fue el único espacio que manifestó el rechazo. El interbloque de Unidad Federal para el Desarrollo conducid por el mendocino José Luis Ramón, quien mantiene una buen diálogo con el oficialismo, presentó un proyecto de ley para derogar el decreto.

 

Dejá un comentario