Ya miden la temperatura corporal de miles de pasajeros y si tienen fiebre quedarán aislados

16 de abril, 2020

Los gobiernos nacional y porteño pusieron en marcha hoy en el centro de trasbordo de Constitución un sistema de cámaras térmicas para detectar personas con fiebre, uno de los principales síntomas del coronavirus.

 

La presentación del nuevo sistema estuvo a cargo de los ministros nacionales del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro; y de Transporte, Mario Meoni; y del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y el vicejefe y ministro de Justicia y Seguridad, Diego Santilli.

 

“Es una tecnología complementaria, pero lo que sirve para combatir la pandemia es la responsabilidad colectiva”, aseguró De Pedro en Constitución, donde también remarcó que las cámaras térmicas “son muy útiles” e, incluso, hizo referencia a los buenos resultados que tuvo su utilización en la terminal de Migraciones, dentro del aeropuerto internacional de Ezeiza.

 

 

Por su parte, Rodríguez Larreta consideró que el dispositivo servirá para “cuidar a la gente” frente a la pandemia del coronavirus y precisó que la puesta en marcha en el centro de trasbordo de Constitución responde a que “es una de las principales entradas a la Ciudad” desde el Conurbano bonarense.

 

 

Al respecto, el ministro Meoni adelantó que el sistema de identificación de temperatura corporal se extenderá la semana próxima a otras terminales ferroviarias porteñas, como las de Retiro, Once y Chacarita.

 

La cámara termográfica medirá la temperatura de los pasajeros que circulan por ese lugar de la ciudad de Buenos Aires -en donde confluyen la terminal del tren Roca, el subte de la línea C y pasan decenas de colectivos- a través de un lente infrarrojo.

 

El dispositivo prevé una “detección rápida” a través de cámaras de video con análisis térmico de las caras de las personas y “sin demorar a nadie ni interrumpir el tránsito peatonal y permite hacerlo de manera no invasiva”, informaron desde el Gobierno porteño.

 

El protocolo que se utiliza en Constitución contempla que, cuando la cámara detecta una persona con síntomas febriles, se la individualiza y se la aparta, y, posteriormente, se le mide la temperatura nuevamente con un termómetro para hacer un doble chequeo.

 

“Si se repiten los valores y la persona tiene domicilio en Ciudad, se le pedirá que firme una declaración jurada y se lo trasladará a la Unidad Febril de Urgencia del Hospital Penna”, precisaron.

 

En el caso de las personas con fiebre que tengan domicilio en la provincia de Buenos Aires, firmarán una declaración jurada y por su propios medios deberán irse a su casa.

 

En ambos casos, el protocolo estipula que, para volver a circular, deberán llevar un certificado médico que avale que no tiene Covid-19.

 

Dejá un comentario