Para Berni, la infraestructura financiera del conurbano tendrá que reverse

3 de abril, 2020

El secretario de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, dijo hoy que las largas filas de jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que se generaron esta mañana en los bancos eran “totalmente predecibles”.

 

“Hay una sociedad que necesita cobrar y una infraestructura financiera que no hizo las inversiones necesarias”, explicó Berni en diálogo con radio La Red. Además, agregó que hoy recorrió el cuartel noveno de Lomas de Zamora, donde viven 450.000 personas, y no hay un solo cajero automático en la zona.

 

“El conurbano bonaerense tiene un déficit estructural muy fuerte y es ahí donde el gobernador y los intendentes están trabajando para que la cuarentena se pueda llevar de la manera más eficiente posible”, señaló.

 

Además, resaltó que “la realidad del conurbano es otra” porque la gente compra por la mañana lo que va a consumir al mediodía y por la tarde adquiere lo que va a cenar por la noche ya que “muchos lugares no tienen heladera”.

 

Pese a las aglomeraciones que se formaron en las entidades bancarias y el alto riesgo de contagio que representó la situación, para el funcionario los bancos tenían que abrir de todas formas.

 

“Es contrafáctico. No pensemos con la mente puesta en Barrio Norte, Recoleta, Caballito. Acá la gente no tiene plata, no come, no vive. Entonces, la realidad es esta. Si no, no se hubiese hecho. Además, la tensión social ya hacía que la gente empezara a ponerse muy inquieta porque sentía que sin plata no podía ir a ningún lado. Pero la realidad es que la infraestructura bancaria en la provincia de Buenos Aires, después de esto, queda muy claro que tendrá que reverse”, argumentó.

 

Y añadió: “Calcule que a las 6 de la mañana ya había cuatro, cinco cuadras de cola. Esa es la realidad del conurbano del segundo y tercer cordón. Pero a eso no nos vamos a dar por vencidos, estamos trabajando a contrarreloj para que eso que es contraproducente no lo sea tanto”.

 

Además, informó que esta mañana se sumaron 7.000 efectivos policiales en las calles para trabajar “no solo para los bancos sino en los corredor, en los sectores más vulnerables, porque los abuelos van con toda la plata en el bolsillo”.

 

Por último, destacó que “el comportamiento de nuestros ciudadanos es ejemplar”. “Más allá de que tenemos seis, siete, diez cuadras de cola, le puedo asegurar que, si no fuera por toda la instrucción que hicimos estos días, hoy hubiésemos colapsado”, concluyó.

 

Por los inconvenientes, el Banco Central dispuso que los bancos deberán abrir el fin de semana en su horario habitual para el pago en efectivo a jubilados sin tarjeta de débito y a beneficiarios de la AUH.

 

Dejá un comentario