Nueva Zelanda apunta a la eliminación total del coronavirus con la estretagia de las “burbujas”

8 de abril, 2020

Nueva Zelanda aplanó la curva de nuevos casos de coronavirus después de dos semanas de aislamiento y la siguiente fase será “aplastarlo”, dijo la primera ministra Jacinda Ardern ante el Parlamento.

 

El país impuso hace 14 días algunas de las restricciones más duras del mundo en respuesta a la pandemia, a pesar de confirmar solo 102 casos y ninguna muerte en ese momento.

 

Bajo las restricciones del nivel 4 de alerta, las escuelas y las empresas no esenciales cerraron, incluidos los servicios de entrega de alimentos. Solo se permiten viajes esenciales, y ninguna de actividades acuáticas como la natación.

 

Las personas deben permanecer en sus casas a menos que hagan ejercicio al aire libre, pero tienen que quedarse en su vecindario y solo interactuar con aquellos en la “burbuja” de sus casas, manteniendo al menos dos metros de distancia de los demás.

 

Cómo funciona la aplicación de la ley

 

Un portavoz de la policía de Nueva Zelanda confirmó que se habían registrado 367 violaciones de la cuarentena, incluidas 45 detenciones judiciales, hasta el miércoles. Las personas fueron arrestadas por delitos como la obstrucción de una persona que asiste a un médico o infringe la Ley de gestión de emergencias de defensa civil.

 

Lo que dicen

 

La primera ministra dijo en una sesión informativa el miércoles que está “cautelosamente optimista de que estamos empezando a doblar la esquina”, ya que anunció otros 50 nuevos casos, el total más bajo de coronavirus diario en dos semanas en medio de un aumento en las pruebas.

 

El profesor Shaun Hendy, director de Te Pūnaha Matatini , un Centro de Excelencia en Investigación organizado por la Universidad de Auckland que viene trabajando en estrategias de represión y mitigación para Covid-19, señaló que la semana pasada hubo un “aplanamiento” de los casos.

 

“No hemos visto un mayor crecimiento”, dijo al NYTIMES. “Tuvimos un gran aumento en los números, principalmente impulsados ​​por personas que regresaron del extranjero y parece que hemos logrado contener ese crecimiento”.

 

“El hecho de que nuestros números se hayan mantenido nivelados, eso se debe a nuestro bloqueo. Podemos ser bastante optimistas de que lo hayamos aplanado y ahora se trata de si podremos aplastarlo”.

Según los números

 

Nueva Zelanda registró 969 infecciones confirmadas, 241 casos probables y una muerte por 46.875 pruebas, según el Ministerio de Salud. En tanto, 282 personas se recuperaron del virus.

 

Lo que sigue

 

Si se descubre que el virus está contenido, se espera que Nueva Zelanda baje al nivel de alerta 3 , que el país solo experimentó anteriormente durante dos días antes de pasar a las restricciones completas.

Según las autoridades de Salud, esto implicaría “una actividad más generalizada con más personas en el trabajo, pero manteniendo esas cosas estrictas en torno a la separación física, la higiene de las manos, etc., para prevenir la infección”.

 

Desde el anuncio de la cuarentena estricta, las empresas y los trabajadores fueron compensados con una variedad de medidas como parte de un paquete de apoyo de US$ 12.000 millones.

 

This is a message for the kids of New Zealand. I’ve been asked by lots of you whether the Tooth Fairy and the Easter…

Posted by Jacinda Ardern on Monday, April 6, 2020

 

Dejá un comentario