La industria se contrajo 6,4% en marzo, según Fiel

23 de abril, 2020

 

Tras los datos negativos registrados en enero y febrero por el Indec, durante el tercer mes del año la actividad industrial profundizó su contracción en la comparación interanual, lo cual era esperable por la incidencia del aislamiento social implementado durante los últimos once días del mismo.

 

Según la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (Fiel), en marzo la industria presentó una caída de 6,4% respecto al mismo mes del año pasado. En relación a febrero y corrigiendo factores estacionales, la producción mostró una baja de 0,9%.

 

De esta manera, según la entidad, durante el primer trimestre del año la producción industrial acumuló un retroceso de 0,5% en comparación con el mismo periodo del año pasado y una caída de 1,1% en términos desestacionalizados respecto al cuarto trimestre de 2019.

 

Según Fiel, en marzo varias actividades comenzaron a registrar el impacto de las medidas de distanciamiento social aplicadas por el Gobierno. “Se observaron caídas interanuales muy marcadas en la producción de minerales no metálicos, la siderurgia y la producción automotriz, aunque (y como se anticipara), otras actividades como la producción de alimentos mostraron un mejor desempeño relativo, sosteniendo su crecimiento interanual”, detalló en un comunicado difundido ayer.

 

Entre enero y marzo, en la comparación interanual, el sector con la mayor caída es el de la producción de minerales no metálicos, que presentó una contracción de 21.5%, seguido por la fabricación de automotores (-14,7%); despachos de cigarrillos (-11,3%); siderurgia (-8.7%); y producción metalmecánica (-2,8%).

 

En tanto, el sector con mejor resultado durante este período fue el de la producción de insumos químicos y plásticos, que registró un alza de 9,2%, seguido por la producción de alimentos y bebidas (3,2%); refinación de petróleo (2,5%); producción de insumos textiles (1,5%).

 

Según una encuesta realizada por la UIA y que fue difundida ayer, actualmente en la industria “todas las ramas de actividad presentan gran cantidad de empresas inactivas, tanto vinculadas a actividades no esenciales como a las esenciales, que han restringido su producción a lo elemental”. A esto, agregó la entidad, se le suma la fuerte caída de la demanda, que en el 72% de las empresas encuestadas supera el 60% de contracción.

 

“Hacia abril, el impacto resultará mayor dado el completo freno de varias actividades. Los desempeños sectoriales volverán a resultar diversos, como una mejor perspectiva para los sectores productores de bienes de consumo no durable (especialmente alimentos)”, estimó Fiel, que agregó que “la recesión industrial entró en una etapa de profundización”.

 

De acuerdo con Fiel, aun cuando continúa siendo incierta la profundidad que alcanzará la caída de la producción industrial y el tiempo y la forma que tomará la recuperación, las perspectivas de corto plazo indican una mayor caída de la actividad en abril y una contracción industrial interanual de dos dígitos durante el segundo trimestre.

 

Por su parte, la UIA indicó que, en el marco de la pandemia, las perspectivas para la industria son inciertas. “Hay numerosas ramas industriales que registran una fuerte caída de las ventas (de hasta el 100%) con consecuentes dificultades para hacer frente a los compromisos financieros y salariales”, afirmó, y resaltó que “serán fundamentales las medidas contracíclicas para brindar un panorama de previsibilidad al entramado productivo y sus trabajadores”, dijeron los industriales

Dejá un comentario