Europa decide una gradual reapertura de la economía

27 de abril, 2020

mundo desigualdad

 

La semana pasada cerró con la peor combinación posible en la mayoría de los países desarrollados y también de los emergentes, con excepción de los de Asia. Por una lado, la cantidad de infectados y muertes se mantiene en niveles elevados, más allá de que se hayan estabilizado en algunos casos, y por el otro, los datos de la economía muestran una dura realidad que afecta el nivel de vida de millones de personas. En varios países europeos están aflojando algunas restricciones para evitar que el colapso económico se profundice, lo mismo que en algunos distritos de Estados Unidos. En los próximos días, todos los informes e indicadores reflejarán la caída de la economía. Entre los más relevantes, se destacan los siguientes:

 

Lunes 27

 

En Japón se reunirá el Banco Central para definir nuevas medidas de estímulo.

 

El Banco Central de Brasil publicará el informe Focus con las proyecciones económicas de los analistas del mercado que vienen recortando todas las semanas su pronóstico para el PIB en 2020 mientras que mantienen en niveles muy bajos el de la tasa de inflación.

 

Martes 28

 

En Brasil se conocerá el Indice de Precios al Consumidor Amplio-15 que midió el comportamiento de los precios durante la segunda quincena de marzo y la primera de abril y anticipará, en buena medida, el índice de inflación del mes. Se espera que la suba haya sido mínima.

 

Miércoles 29

 

El PIB de Estados Unidos en el primer trimestre mostraría una contracción por primera vez desde 2009, aunque las restricciones económicas por el coronavirus recién comenzaron a fines de marzo. Los pronósticos sobre el porcentaje de la caída van de 3,5% a 7,5%. La gran contracción de la actividad se espera para el segundo trimestre en el que podría registrarse una caída del PIB de 25% según algunos bancos de inversión o de 12% de acuerdo al cálculo más moderado de la Oficina del Presupuesto del Congreso.

 

Terminará la reunión de dos días de la Reserva Federal y el mercado no espera que anuncie cambios en su estrategia monetaria y la visión predominante es que las tasas se quedarán en su actual nivel hasta, por lo menos, 2022. De todas maneras, los analistas estarán atentos a cualquier señal de Jay Powell que permita deducir la visión de la Fed sobre la profundidad y duración de la recesión.

 

En China se darán a conocer datos oficiales sobre la producción industrial de abril que mostrarán que la recuperación pos pandemia continúa aunque a un ritmo moderado.

 

Jueves 30

 

En las cinco semanas anteriores se acumularon en Estados Unidos 26 millones los pedidos de subsidios por desempleo y se espera, que en la semana que terminó el sábado 25, se hayan sumado varios millones. De los datos del PIB difundidos el día anterior, se comprobará una caída en el consumo durante marzo y una mínima suba del índice de precios de los gastos en consumos personales.

 

El PIB de la Unión Europea mostraría una contracción importante en el primer trimestre, pero sería menor que la esperada en el segundo cuarto cuando se sentirá con fuerza el impacto de las medidas económicas restrictivas adoptadas por el coronavirus. También se informará que la tasa de desempleo subió de 7,3% en febrero a 7,7% en marzo. Como el mercado de trabajo europeo que es rígido, el impacto de la recesión es menor que en Estados Unidos. También estará el dato preliminar sobre la inflación de abril que mostraría una leve suba interanual.

 

Se reúne el Banco Central Europeo y su programa de compra de activos estará en el centro de la discusión. Por otra parte, se insistirá en los mayores aportes que deberían hacer los gobiernos a través de la política fiscal. Para meter presión, Christine Lagarde sostuvo la semana pasada, que en caso de no tomarse medidas, el PIB podía llegar a caer hasta 15%.

 

En México, el PIB habría registrado una leve caída en el primer trimestre, pero tendrá una retracción fuerte en el segundo acompañando al de Estados Unidos.

 

La tasa de desempleo en Brasil habría subido lentamente porque todavía no se reflejará plenamente el impacto de la recesión generado por el coronavirus lo que se observará en los datos de los próximos meses.

 

Viernes 1

 

El índice PIM sobre actividad industrial en Estados Unidos en abril mostrará un derrumbe que continuará en los próximos meses.

 

Dejá un comentario