En Brasil, el mercado espera una fuerte suba del déficit fiscal

13 de abril, 2020

Para los analistas del mercado en Brasil, a los que consulta semanalmente el Banco Central para elaborar el informe Focus con sus proyecciones económicas, la caída esperada del PIB en 2020 pasó de 1,18% a 1,96%. De todas maneras, parece un pronóstico demasiado optimista en este contexto global. En materia de producción industrial, la mediana de las proyecciones también se ajustó y la suba estimada de 0,50% para este año se transformó en una caída de 1,42%.

 

Pero los analistas corrigieron al alza sus pronósticos sobre la actividad económica en 2021 apostando a una recuperación más acelerada luego de la caída de este año.

 

Por otra parte, el mercado espera una suba del Indice de Precios al Consumidor Amplio de 2,52%, una reducción frente al 2,72% que se estimaba la semana pasada. La inflación subió sólo el 0,07% en marzo y las proyecciones la colocan en el límite de la meta de del Banco Central que es de 4%, con un desvío de 1,5 punto porcentual para arriba o para abajo.

 

En un contexto de caída del nivel de actividad, los analistas proyectan que la tasa Selic, que ahora se ubica en 3,75%, será recortada en medio punto y que cerrará el año en 3,25%. A su vez, se prevé que el dólar se cotice a 4,60 reales cuando termine 2020, pese a que en las últimas semanas está operando por encima de 5,15.

 

En el frente externo , hubo un fuerte recorte en el desequilibrio esperado en la cuenta corriente que pasó US$ 52.340 millones a US% 45.450 millones mientras que el saldo positivo estimado de la balanza comercial subió US$ 34.100 millones a US$ 35.000 millones.

 

El cambio más significativo de las proyecciones del mercado se produjo en el plano fiscal como consecuencia del impacto del coronavirus. Con relación al PIB, el déficit del resultado primario pasó de 1,65% a 4,14% y el resultado nominal de 6,90% a 9,02%.

 

Dejá un comentario