Congreso: pulen normas para sesionar a distancia

30 de abril, 2020

 

Los bloques parlamentarios de Diputados acordaron ayer en la Comisión de Modernización el protocolo de trabajo remoto, lo que allana el camino para realizar las sesiones virtuales o mixtas mientras persistan las restricciones por el aislamiento por la pandemia.

 

Ese acuerdo es clave para que hoy o mañana, el presidente de la Cámara Baja, Sergio Massa, y los jefes de las bancadas puedan avanzar en el diseño de la primera sesión virtual o mixta que protagonizará el Congreso.

 

En una extensa reunión de la Comisión de Modernización, el Frente de Todos, Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal y el Interbloque Federal para el Desarrollo pudieron alcanzar un consenso sobre el mecanismo para las deliberaciones del cuerpo.

 

Uno de los puntos centrales del protocolo es que deberá ser avalado por los tres cuartos de los presidentes que forman parte de la reunión de la Labor Parlamentaria y ratificado como primer punto del temario que se abordará en esa sesión.

 

También habilita a que los diputados puedan informar su voto en forma verbal cuando por alguna razón técnica no fue registrado, y permite presentar iniciativas de toda índole, y no solo los referidos a la pandemia de la Covid-19, aunque para ello deberán tener que registrar su firma digital.

 

La diputada Daniela Vilar, y titular de la comisión aclaró que “no estamos modificando el reglamento, ni estamos generando un protocolo para sesiones mixtas, estamos trabajando protocolo de funcionamiento parlamentario remoto: no tocamos lo reglamentario ni tampoco podemos regular un tema mixto, no es el objetivo de esta comisión sino que es regular el funcionamiento parlamentario remoto”.

 

Algunos referentes parlamentarios sostuvieron ante El Economista, que la primera sesión que se realice bajo la modalidad virtual, sirva más como prueba del sistema, que para el tratamiento de grandes proyectos. Además, al no estar trabajando las comisiones, muchos proyectos deberán ser tratados sobre tablas.

 

La contrapropuesta en el Senado

 

El interbloque de Juntos por el Cambio del Senado presentó ayer una contrapropuesta al oficialismo que se basa también en un “sistema mixto” entre miembros presentes y conectados por videoconferencia, pero que incluya al momento de sesionar en el recinto, además de las autoridades de la Cámara alta, “un máximo de 15 senadores y senadoras, respetando la proporcionalidad política”.

 

En el comunicado, Juntos por el Cambio apoya el “sistema mixto” pero “con la presencia en el recinto de la autoridades de Cámara y un máximo de quince senadoras y senadores, respetando la proporcionalidad política, o autoridades de Cámara y presidentes de bloque o quien ellos designen en su reemplazo”.

 

De ese modo, la principal alianza opositora manifestó su respuesta a la propuesta presentada ayer por la vicepresidenta de la Nación y titular del Senado, Cristina Kirchner, en una reunión presencial en la que participaron los jefes de las bancadas mayoritarias, el peronista José Mayans y el radical Luis Naidenoff.

 

El comunicado está firmado por Naidenoff (UCR), Humberto Schiavoni (PRO) y Juan Carlos Romero (Interbloque Federal).

Dejá un comentario