Fernández busca afinar el control territorial: cuarentena total, una opción

19 de marzo, 2020

Fernández busca afinar el control territorial: cuarentena total, una opción

El presidente Alberto Fernández recibirá hoy a los gobernadores de todas las provincias del país, para monitorear la situación sanitaria que atraviesa el país, en medio de la pandemia del coronavirus y analizar las medidas que se están adoptando en el marco de la crisis.

 

Según pudo averiguar El Economista, el Presidente y su equipo de trabajo buscarán dar señales coordinadas de trabajo, y generar un espacio para que los mandatarios provinciales puedan exponer sus problemáticas.

 

En la Casa Rosada buscarán que los mecanismos de control lleguen bien aceitados a los territorios, fundamentalmente en dos aspectos: por un lado el control del cumplimiento de la cuarentena por parte de las personas provenientes del exterior (argentinos o turistas) y, por otro, evitar abusos en los precios, fundamentalmente en los alimentos y en los vinculados a la higiene personal.

 

Ayer, en Balcarce 50 minimizaron el rumor que circuló acerca de la posible implementación de una estricta cuarentena, aunque no dejaron de reconocer que no se descarta la profundización de medidas restrictivas.

 

Al mismo tiempo deslizan que las cuarentenas podrían llegar a implementarse “por distritos”, es decir, en aquellas provincias que se vean eventualmente más castigadas por lo casos confirmados de coronavirus.

 

“Estamos esperando los resultados de las primeras medidas”, reconoció ayer una fuente en Casa de Gobierno ante este diario. Se trata de las restricciones imperantes hasta el 31 de marzo, en donde el oficialismo confía en poder controlar la curva de contagios sin que la misma se dispare y colapse el sistema sanitario.

 

En la Casa Rosada pondrán especial énfasis, además, en que la pandemia no llegue a los barrios más vulnerables del conurbano bonaerense, donde la falta de infraestructura podrían profundizar aún más las necesidades sanitarias.

 

Algunos funcionarios ya están trabajando en un plan de contingencia para poder llegar a los estratos más vulnerables de la sociedad, sobre todo cuando la parálisis de la actividad comience a sentirse fuerte en los sectores informales, que verán un mayor grado de dificultad para poder sortear la crisis económica que el país atravesaba desde antes de la aparición de la pandemia.

 

Conscientes de que el invierno todavía no ha llegado y las temperaturas desestimulan la proliferación del virus, el Gobierno buscará sortear dos frentes: el sanitario y el económico. Es por eso que en medio de la negociación con bonistas y acreedores externos realizará políticas expansivas desde el punto de vista fiscal y monetario.

 

Ayer por la tarde, Fernández recibió a los líderes parlamentarios de la oposición, para analizar la situación. Entre ellos, Mario Negri (UCR), José Luis Ramón (interbloque Federal), Maximiliano Ferraro (CC) y Cristian Ritondo (Pro).

 

Tal como informó ayer este diario, el Congreso no sesionará hasta el 31 de marzo, a menos que, por pedido del Presidente, y en el marco de la crisis sanitaria haya algún proyecto específico para tratar.

 

En la reunión, en la que estuvo presente también Sergio Massa, se analizó la situación y los referentes legislativos se pusieron a disposición del Poder Ejecutivo.

 

Dejá un comentario