El Gobierno busca aliados en el campo

10 de marzo, 2020

El Gobierno busca aliados en el campo

La caracterización fue repetida: el sector agropecuario, el mayor proveedor de divisas del país, tiene que ser solidario con el resto de los sectores para construir una sociedad más integrada. Con ese discurso, el Gobierno superó el primer día del paro decretado por la Mesa de Enlace. Sin declaraciones altisonantes. Y con aliados dentro y fuera del sector.

 

“El nuevo esquema de derechos de exportación es sensato, equilibrado y sostenible. Vamos a acompañar el esfuerzo de los que trabajan la tierra para poner a la Argentina de pie”, sostuvo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como resumen de esa postura. “Es tiempo de ayudar, colaborar y trabajar todos juntos. Aspiro a que todos colaboremos porque realmente la situación social está muy complicada”, señaló el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

 

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, también se expresó con prudencia. “Siempre pasa cuando se toman medidas económicas que es difícil favorecer al total, al conjunto completo, pero en este caso la gran mayoría de los productores del sector fue beneficiado”, sostuvo en un acto en Escobar. En tanto, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, destacó que “la clave es entender que de 26 cultivos exportables, 25 quedan igual o ven reducidas las retenciones”.

 

Los más duros fueron sectores aliados al Gobierno o que pertencen a movimientos que adhieren al Frente de Todos. Por caso, el dirigente social Juan Grabois consideró a la medida de fuerza como “una extorsión de los de arriba a pocos días de iniciado el gobierno” y una “expresión de odio y de intereses de clase”. Mientras que el secretario adjunto del gremio de Camioneros, Pablo Moyano, consideró que la huelga agraria “tiene la intención de desgastar al Gobierno”.

 

Pero fueron las adhesiones dentro del sector las que mejor recepción tuvieron. Pequeños productores agropecuarios y comunidades campesinas indígenas montaron una Feria de Abastecimiento de Alimentos frente a la sede de la Sociedad Rural (SRA), una de las entidades convocantes, en rechazo a la medida de fuerza. La Cámara de Legumbres de la República Argentina, por su parte, celebró “positivamente” el compromiso del Gobierno al incluir en el decreto 230/20 a todos los productos del sector en la reducción del 9 al 5% de los derechos de exportación. En tanto, la Federación de Productores Frutícolas de Río Negro y Neuquén destacó que los productores de frutas del Alto Valle no adhieren al paro del campo y criticó a los dirigentes de la Mesa de Enlace.

 

No obstante, el aliado inesperado fue el empresario José Antonio Aranda, titular de Copra S.A., la mayor exportadora de arroz del país y uno de los principales accionistas del Grupo Clarín, que se diferenció de la convocatoria agraria y sostuvo que las medidas adoptadas por el Gobierno en materia de retenciones “benefician a las economías regionales”.

 

Dejá un comentario