Vicentin negocia venta de activos con Glencore

29 de enero, 2020

vicentín

Vicentin, la principal exportadora de productos de soja procesada que enfrenta una deuda en default por US$ 1.250 millones, está en negociaciones para vender sus activos a la europea Glencore, según indicaron fuentes cercanas.

 

La compañía viene de incumplir pagos a sus proveedores desde fines del año pasado y les ofreció a los productores de granos una oferta de reestructuración de deuda. Las versiones sobre una posible intención de estatización de la compañía, cuyo principal acreedor es el Banco Nación, habrían acelerado las negociaciones de venta.

 

En diciembre de 2019, Vicentin ya vendió a Glencore una parte de su participación en Renova, un emprendimiento que tienen en conjunto, y que entre sus operaciones tiene una planta de procesamiento sobre el Río Paraná. Ahora, está en conversaciones para vender el resto de su participación.

 

En diciembre, la empresa santafesina anunció que enfrentaba una cesación de pagos con sus proveedores debido a lo que definió como “estrés financiero”. Según trascendió, la deuda comercial se acerca a los US$ 350 millones y con los bancos suma otros US$ 900 millones.

 

La principal exportadora de productos de soja procesada enfrenta una deuda en default por US$ 1.250 M.

 

Hace unos días, la empresa presentó una oferta de Acuerdo Preventivo Extrajudicial (APE) a sus acreedores que contempla la cancelación de la deuda en un solo pago para 1.200 pequeños productores y en hasta ocho años para corredores y acopiadores.

 

La cerealera, que entró en cesación de pagos en diciembre, busca de esta manera evitar un concurso preventivo de acreedores. La oferta propone por un lado que “toda la deuda quedará dolarizada, sin quita” y que “los créditos por negocios fijados/facturados en pesos se dolarizarán todo al tipo de cambio del Banco Nación del 4 de diciembre”. En tanto, “los negocios que no estén fijados/facturados se fijarán según el precio de pizarra Rosario del 4 de diciembre”.

 

El segundo punto afirma que que “se hará un pago inicial de 20% del crédito, con un mínimo de US$ 30.000 o la suma menor a la que ascienda el préstamo”. Según un vocero de Vicentin, ese punto supone la cancelación en un solo pago para unos 1.200 pequeños productores.

 

Para el resto, que incluye a acopiadores y traders –cuyo monto de acreencias supera los US$ 30.000– la propuesta consiste en que “se pagará al final del año ocho, contado desde la homologación” del acuerdo. Pero quienes vendan mercadería a Vicentin “podrán recibir pagos adelantados, a cuenta, por hasta un 16,6% por año, lo que implica que en seis años podrían recuperar todo”.

 

Además, la compañía “pagará un plus con la venta de granos de soja a US$ 7 con entrega en abril/ mayo/junio; US$ 10 julio a marzo; Girasol US$ 10 todo el año y trigo y maíz US$ 4 todo el año”.

 

“Lo central de la propuesta es que a unos 1.200 productores chicos se les salda el total de la deuda por mercadería entregada Después se espera la aprobación de los productores más grandes, que son unos 200 y tienen que darle el aval a la propuesta”, resaltó un vocero.

 

Dejá un comentario