Informe sugiere qué hacer con el aguinaldo, según tipo de perfil

Si uno decide ahorrarlos, “hay que lograr que este ingreso extra no pierda valor” porque “no hacer nada no es un buen consejo”

23 de diciembre, 2019

pesos-dólar crisis

Para conseguir ahorrar el aguinaldo sin que ese ingreso extra pierda valor y, en consecuencia, sirva para apoyar los objetivos financieros personales, Portfolio Personal Inversiones (PPI) recomienda varias opciones para los distintos perfiles inversores: conservadores, moderados o riesgosos.

 

“Gastarlo en saldar deudas pendientes es la primera opción que siempre surge (y no es un mal consejo en el escenario de la Argentina de hoy, con tasas de interés elevadas). Pero si financieramente uno está en orden, consumo postergado –en momentos se habla de la vuelta reforzada del Ahora 12 y el Ahora 18– o en una escapada después de un año complicado, también pueden ser alternativa. Ahora lo que no es un buen consejo, en tiempos en donde la inflación se mantendría arriba del 3% en los próximos al menos seis meses, es no hacer nada. De hecho, y producto de que la incertidumbre con la que se convive no se despejará en lo inmediato, entendemos que una buena recomendación es ahorrar. Ahora, hay que lograr que este ingreso extra no pierda valor y, en consecuencia, sirva para apoyar los objetivos financieros que cada uno pueda tener (sean de corto, o más de largo plazo)”, dice PPI, como contexto.

 

PERFIL CONSERVADOR

 

Pesos

 

Cauciones. Es una opción comparable a un plazo fijo, pero en el mercado bursátil. Están garantizadas por el Mercado de Valores, con activos que deja el tomador (considerando los aforos que establece el mercado). No registran defaults y se encuentran fuera del riesgo bancario. La tasa queda definida en la operación pero, como referencia, a siete días la caución ofrece una tasa del orden de entre 39-40% anual, y a 30 días de poco más de 40% anual en promedio.

 

“La caución es hoy claramente una alternativa más que competitiva (aun considerando las comisiones del broker) con lo que ofrece un plazo fijo tradicional, y que se ubica debajo del 40% anual. Incluso, y como ventaja no menor en los tiempos que corren, debemos mencionar su liquidez (rápida si es necesario recuperar lo invertido)”, destacan desde PPI.

 

Fondos Money Market. Es una opción para los pesos en cartera con disponibilidad prácticamente inmediata (una ventaja respecto a un plazo fijo). Se identifican con un muy bajo riesgo producto de la naturaleza de los activos que lo componen –cuentas remuneradas, pases del BCRA, otros FCI T+0–. “Su liquidez es generalmente alta. Hoy estos representan cerca del 50% de la industria, sumando un total de $ 369.000 millones. Su rendimiento en el último mes fue de entre 3,2% y 3,5% mostrándose como una opción para intentar surfear la inflación. El monto de inversión mínimo es de $ 1.000, y el horizonte de corto plazo”, agrega PPI.

 

Dólares

 

Compra de dólares. La dolarización es una opción siempre presente, y la única admitida por algunos inversores, que transmite seguridad en la coyuntura complicada actual. No obstante, el cepo limita el atesoramiento a sólo US$ 200 por mes, que al valor oficial del tipo de cambio minorista, es el equivalente a unos $ 12.600. Sin embargo, pasaron cosas y, Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva mediante, el precio de comprase fue hasta $ 81,9 y los US$ 200 a casi $ 17.000.“Igual también uno puede ‘hacerse’ de dólares mediante un arbitraje de bonos en el mercado local, aunque hay una brecha supera el 20% respecto al oficial y podría ir alineándose a más del 30% con el dólar tarjeta/turismo”, dijo PPI.

 

Activos del o fondos del exterior. Para los más conservadores, pueden ser bonos de corto/mediano plazo investment grade (grado de inversión), como ETFs o fondos identificados con opciones de bajo riesgo. Generalmente, estas alternativas se enfocan en renta fija americana, o de países desarrollados, y de baja duration. PPI ofrece “PPI Global” –que permite invertir en miles de bonos, ETFs y acciones por otro lado, “Fondos Comunes de Inversión del Exterior”.

 

PERFIL MODERADO

 

Pesos

 

Fondos Renta Fija (T+1). Estos fondos están, básicamente, readaptando su estrategia luego de ser afectados por el reperfilamiento. Estos pueden llegar hoy a tener aún letras (reperfiladas), ON, o títulos de corto plazo provinciales. También tienen parte en cash, generalmente, que invierten en T+0. Su volatilidad es más alta, y las TIR promedio se ubican en 55-65% anual.

 

Cedears. Cotizan en el mercado local, pero representan acciones (o su fracción correspondiente según sea el ratio de conversión) de empresas no argentinas. Los valores representados por ellos, cotizan en mercados externos. No se necesita abrir cuenta en el exterior.

 

Su operatoria se realiza en moneda local (pesos), pero su evolución dependerá no sólo de la evolución del activo subyacente sino también del movimiento del tipo de cambio. En consecuencia, una devaluación se trasladará al precio en pesos del certificado: es una forma de mantener dolarizada parte de una posición, y acceder a papeles como Apple, CocaCola, Microsoft, Google.

 

Dólares

 

FCI de América Latina. Estos fondos, básicamente, combinan en su cartera activos de Brasil y Chile en su gran mayoría (70% promedio de su posición), y de otros países (Uruguay, Paraguay y hasta EE.UU.). “Es importante conocer la estrategia del mismo, y tener en cuenta que estos se están readaptando en las últimas semanas ante los hechos de la región”, advierten desde PPI.

 

Hay FCI de renta fija (principalmente), que diversifican su posición entre riesgo soberano y corporativo, y de renta variable. La moneda de suscripción de estos fondos –más allá de tener activos en dólares- puede ser pesos, dólar MEP o incluso cable.

 

PERFIL AGRESIVO

 

Pesos

 

Bonos soberanos en pesos. “Ante una reestructuración de por medio, sin definiciones por ahora concretas de una oferta, esta opción es sólo para los más agresivos”, advierte el reporte. Las alternativas acá pueden ser bonos indexados por CER, o Badlar, o bien letras provinciales. Acciones. Hoy operan con un descuento muy importante, pero el riesgo al que uno se expone en la actual coyuntura el alto. “Es importante la elección del papel –y del sector en que opere-. También estar dispuestos a mantener la inversión por largo tiempo”, agregan.

 

Dólares

 

Bonos soberanos, provinciales y corporativos. “Acá el valor finalmente que exista hoy, dentro de una curva muy castigada, lo determinará la oferta de reestructuración”.