Computación cuántica amenaza a la blockchain

27 de noviembre, 2019

blockchain

Por Ariel Bazán

 

La tecnología blockchain continúa avanzando, pero su principal atractivo, la seguridad, se ve seriamente amenazado por la aparición de un nuevo actor: la computación cuántica.

 

Los miedos aparecieron luego que Google anunciara la creación de un ordenador cuántico capaz de resolver en 200 segundos una operación que requeriría 10.000 años con una supercomputadora tradicional.

 

¿Por qué el miedo? La prometida seguridad de la blockchain se basó hasta ahora en la complejidad de las operaciones matemáticas criptográficas: es decir, que las operaciones inversas necesarias para romper el cifrado eran demasiado complejas como para hacerse. Sin embargo, ahora las computadoras cuánticas tendrían la capacidad de cómputo suficiente para romper la pregonada promesa de seguridad y privacidad.

 

Las cadenas de bloques, por medio del encriptado, protegen los datos privados de los usuarios, como nombres, contraseñas e información: las wallets. Pero para algunos analistas las computadoras cuánticas podrían, por ejemplo, descifrar las claves privadas de los usuarios para luego falsificar firmas de transacciones en su nombre y acceder a sus activos digitales.

 

E incluso, dicen algunos especialistas, se podría violar el protocolo de seguridad que evita que los BTC sean robados o copiados: afirman que en el caso de la minería, por ejemplo, alguien podría hacerse cargo del proceso de actualización del registro, manipular el historial de transacciones y hacer doble gasto de monedas.

 

“La computación cuántica básicamente acelera la capacidad de transaccionado para poder ejecutar operaciones de ‘fuerza bruta’ en criptografía (para descifrar claves de los usuarios). Si con un ordenador normal hay un tope de 10.000 transacciones de prueba, con la computación cuántica se puede hacer 50, 60 o 100 millones como si nada”, explicó a El Economista el consultor informático Francisco Faliero.

 

“Con la computación cuántica y cualquier otro método que acelere procesos de ‘fuerza bruta’ se van a encontrar claves con mucha más velocidad que con los métodos actuales. Y esto llevará a que las criptomonedas también enfrenten algún golpe en su seguridad de cifrado”, sostuvo.

 

La computación cuántica amenaza también al negocio de la minería, ya que podría generar una mayor concentración si alguien pudiera minar con esos equipos. En ese sentido, Faliero sostuvo que “la minería se va a concentrar mucho más de lo que ya está” y “a medida que se vaya achicando el parque de moneda disponible (por la emisión limitada que tiene programada el BTC) se incrementará aún más la potencia de minado de quienes hoy tienen los recursos”.

 

En este escenario, para algunos especialistas la amenaza cuántica llevará necesariamente a la aparición de una “criptografía cuántica”, que en vez de romper códigos ayude a fortalecerlos. Y hablan incluso de una blockchain que vaya actualizándose permanentemente para evitar hackeos: si las operaciones matemáticas de encriptación van cambiando cada vez que una computadora cuántica intenta resolverlas, aumenta muchísimo más la seguridad.