Larreta refuerza el sur y relativiza el escenario nacional

20 de septiembre, 2019

Larreta refuerza el sur y relativiza el escenario nacional

Por Pablo Varela

 

Cuando falta más de un mes para las elecciones generales, el oficialismo de la CABA continúa sumando adhesiones. El martes, Horacio Rodríguez Larreta posó junto a los referentes de la Democracia Cristiana porteña, partido que expresó su apoyo a la reelección del jefe de Gobierno, luego de no haber superado las PASO.

 

Mientras las especulaciones señalan que Larreta busca evitar un escenario de balotaje frente al candidato del Frente de Todos, Matías Lammens, en su equipo minimizan el escenario: “Buscamos mostrarnos como un espacio abierto, que suma miradas”. Con esa frase, intentaron explicar desde el entorno de Larreta ante El Economista, los apoyos recibidos por el jefe de Gobierno en las últimas semanas. Al de la Democracia Cristiana, se suma el del candidato presidencial José Luis Espert, cuyo frente carece de candidato en la CABA.

 

“Nuestro desafío es contar que el hombre que tiene 65% de imagen positiva (Larreta) está en la boleta”, explicó una fuente.

 

En el oficialismo porteño aseguran que desde el inicio del año, la campaña estuvo planificada en tres etapas, incluyendo la segunda vuelta. “Jamás en el historia de la Ciudad no hubo balotaje”, explican rechazando la hipótesis de que las adhesiones buscan consolidar un triunfo en la primera vuelta. A pesar de ello, el antecedente de 2015 cuando Martín Lousteau casi le arrebata la elección a Larreta, no deja de ser un antecedente preocupante sobre todo ante un eventual escenario en el cual Alberto Fernández resultase electo presidente, o bien se acentúe la fragilidad económica.

 

En contraposición, en el larretismo, relativizan el impacto del escenario económico: “A nosotros en las recorridas la gente nos habla de los problemas locales, no del dólar”, sostienen.

 

Sin embargo, las derrotas en las comunas 4 y 8 (zona sur) y la ajustada victoria en la Comuna 9 (Mataderos) activaron las alarmas en el comando de campaña. En ese marco, Diego Santilli fue designado como encargado de vigilar y afinar la logística y el despliegue territorial en las comunas del sur. “Nuestro desafío es contarles a los votantes que el hombre que tiene 65% de imagen positiva (Larreta) está en la boleta”, explicó una fuente. Y es que el jefe de Gobierno tiene como principal activo la gestión, la cual mantiene altos niveles de aprobación a pesar de los embates de la economía. Para reforzar el territorio en las comunas cuyas resultados se asemejaron (en la categoría presidencial) a los municipios colindantes con la zona sur, (Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora), el oficialismo sacó a “la Legislatura” desarrollar un trabajo territorial. Se trata de un equipo de cerca de “200 personas” integrado por una parte importante de los legisladores oficialistas y militantes que buscarán explicar en el contacto “mano a mano” con vecinos el carácter de la elección.

 

Si bien desde el entorno de Larreta buscan evitar críticas al manejo de la economía o confrontar con la estrategia electoral de la Casa Rosada, su equipo de campaña entiende que el “desafío” que tienen por delante, es el de explicar que hay una elección “a intendente” por delante, al mismo tiempo que admiten que la unificación con el calendario nacional, pudo haber generado “confusión” en el electorado que enfocó su voto en la categoría presidencial.

 

Larreta apuntó en el primer tramo de la campaña (hasta las primarias) contar cuales fueron los logros de su gestión y buscará de cara a las generales, comenzar a contar las que serán sus propuestas para los cuatro años que vienen. “Cuando sos oficialismo competís contra vos mismo”, señalan evitando confrontar con Lammens por un lado, y proyectando el futura por gestión por otro.