Informe: el bono incluye a menos de la tercera parte de los trabajadores

26 de septiembre, 2019

Sica bono informe

Según un informe de Proyecto Económico, equipo técnico que conduce la diputada nacional Fernanda Vallejos (FpV-PJ), sobre el bono de $5.000 que oficializó hoy el Gobierno a través de un DNU, la compensación alcanzaría a menos de un tercio de los trabajadores del país.

 

La recomposición salarial, que se podrá pagar en octubre de 2019 o en cuotas, según las negociaciones colectivas entre los sindicatos y las empresas,  tendrá carácter no remunerativo. Esto implica la disposición del Estado a no cobrar las cargas sociales correspondientes. Este incremento, que se hará efectivo con el salario de septiembre contará a cuenta de futuras paritarias.

 

“Es importante notar que, de los ocupados, los asalariados privados registrados que serían beneficiarios del bono constituyen solo el 32,3%. El sector público consiste en el 17%, los asalariados no registrados alcanzan el 26,6% del total, y los autónomos no registrados como aportantes del SIPA, el 8,9%. Vale decir, el bono no alcanza a las categorías más frágiles y precarias, con menores salarios, y no logra compensar ni siquiera a la mayoría de los desocupados”, expresó el informe realizado por la consultora de Vallejos.

 

Informe: el bono incluye a menos de la tercera parte de los trabajadores

 

En relación a la pérdida de poder adquisitivo, señaló que el alcance del bono implicaría un incremento de 10-11% en un solo mes. “Teniendo en cuenta la inflación de septiembre, luego de la depreciación, se aceleró y que tenderá a superar el 6%, el incremento para octubre es insignificante, más aún si el monto de divide en cuotas”, analizaron desde Proyecto Económico, y profundizaron: “El salario promedio del sector privado del mes de junio fue de $41.584, por lo que estimamos que esta medida será algo mayor en los meses siguientes, alcanzando con el bono extra los $48.171, si es que se paga en una sola vez”.

 

“Con esto, el salario promedio queda casi $3000 por debajo del poder de compra de abril de 2018, cuando comenzó la corrida cambiaria y se profundizó la caída de salario real. Comparando con el salario que equivale al salario en dólares de entonces, la pérdida alcanza los $34.000”, señalaron.

 

Si se actualiza la pérdida de poder de compra del salario privado registrado en cada uno de los meses desde diciembre de 2015, el bono debería alcanzar los $243.308 para compensarla. Es decir, la medida representa solo el 2% de la pérdida de poder adquisitivo acumulada.

 

Informe: el bono incluye a menos de la tercera parte de los trabajadores

 

“Está demostrado que esta suma, que es no remunerativa, por única vez y divisible en cuotas, no es suficiente. Para recomponer el poder adquisitivo del salario previo a la crisis, se debería otorgar un aumento permanente de $10.000, y debería otorgarse también a los empleados públicos. Se debería buscar la forma de otorgar por vías alternativas (por ejemplo, por medio de la AUH) el mismo incremento a monotributistas, monotributistas sociales, beneficiarios del Salario Social Complementario. Ello permitiría dinamizar el consumo, establecer una política progresiva y descomprimir el conflicto social, de cara a un acuerdo social de precios, salarios, tipo de cambio, tarifas y tasas de interés, que pueda encaminar la economía hacia el crecimiento, la desinflación y la redistribución”, concluyen desde Proyecto Económico.