Larreta municipaliza su estrategia y Lammens busca el balotaje

28 de agosto, 2019

Larreta municipaliza su estrategia y Lammens busca el balotaje

Por Pablo Varela 

 

La ciudad de Buenos Aires emerge de las elecciones primarias, como uno de los pocos territorios que el oficialismo podría retener. Con la gestión de Horacio Rodríguez Larreta como principal puntal, en las filas del oficialismo se activaron las alarmas ante el avance del Frente de Todos a nivel nacional, y una economía visiblemente deteriorada que tuvo su impacto, incluso, en el principal bastión de la coalición gobernante.

 

Con el calendario electoral porteño unificado al nacional por primera vez, Larreta obtuvo más votos que Mauricio Macri, que la lista de candidatos a senadores (encabezada por Martín Lousteau), y la de diputados y legisladores. La lectura es simple: la gestión de Larreta, está bien valorada. Sin embargo, con los votos obtenidos en las PASO al jefe de Gobierno porteño no le alcanzaría para ganar en primera vuelta y de esa manera evitar un balotaje, aunque un dato es insoslayable: el sistema de conteo de las primarias incluye a los votos en blanco, mientras que en las generales no. Con los votos obtenidos en agosto, Larreta podría ganar en octubre aunque los márgenes son escasos.

 

Luego de un exhaustivo análisis de la votación del 11 de agosto, en el equipo de campaña del oficialismo a reforzarán la llegada sobre un segmento del electorado que mantuvo baja participación: los adultos mayores, los que en su mayoría acompañan la propuesta de Juntos por el Cambio. No en vano, una de las primeras actividades que realizó el jefe de la CABA luego de la elección fue la distribución de 800 tablets a jubilados, junto a Andrés Ibarra, vicejefe de Gabinete nacional.

 

El redireccionamiento de la estrategia comunicacional tendrá el claro objetivo de blindar la Ciudad del escenario nacional.

 

En esa línea, Larreta también ha lanzado algunas promesas de campaña como la baja impositiva para las pymes, y la eliminación de barreras en el ferrocarril Sarmiento. El redireccionamiento de la estrategia comunicacional tendrá el claro objetivo de blindar la Ciudad del escenario nacional, enfocado en obras y gestión, los dos principales argumentos de Larreta.

 

En la vereda rival, el Frente de Todos, ven con optimismo la disputa de octubre luego de haber superado la barrera del 30%, con un candidato como Matías Lammens, que previo a las primarias, tenía un nivel de conocimiento del 50%. “Después de las PASO, Matías está cerca del 75%”, explicó una voz del FdT ante El Economista, mostrándose optimista respecto de las chances de crecimiento que el hombre de San Lorenzo, podría tener en octubre.

 

El dato novedoso ha sido la derrota que el FdT le propinó al oficialismo en las comunas del sur de la Ciudad, específicamente en la 4 (La Boca) y la 8 (Villa Soldati). La aceitada maquinaria del PRO jamás había perdido en ninguna de las 15 comunas (con la excepción del balotaje de 2015), lo que constituye un dato alentador para la oposición, que a su vez, buscará montarse sobre el escenario nacional económico intentando traducirlo para el electorado porteño.

 

En las filas del frente que incluye al peronismo, al kichnerismo y a una pata del progresismo, buscarán a su vez mejorar su performance electoral en el denominado “corredor Rivadavia”, las comunas del centro geográfico de la Ciudad con mayor raigambre de voto progresista o filoradical, que podrían verse desencantadas con los 12 años de gestión del oficialismo.

 

Según pudo averiguar El Economista, ayer el candidato porteño del FdT se reunió con Alberto Fernández en sus oficinas de la calle México, aunque fue una reunión cerrada, sin foto. Hoy Lammens estará en Usina del Arte, en una actividad del Coloquio de IDEA.

 

Una incógnita a develar será el comportamiento de los votantes de Consenso Federal, cuyo candidato, Matías Tombolini, obtuvo el 7% de los votos. Aunque el titular del CESBA ha quedado lejos de la disputa, sus votos podrían ser clave para volcar la elección.