Encuesta muestra a qué votantes debería apuntar Cambiemos

17 de febrero, 2019

macri vidal

La última encuesta de UdeSA va un poco más allá de la intención de voto general y desagrega, con bastante detalle, los perfiles de los votantes.

 

Por supuesto, la variable general está y muestra que el núcleo duro de Cambiemos es 28%. Ese es el porcentaje votaría por el Gobierno si las elecciones fueran hoy. Asimismo, 33% optaría por la oposición y si se suman los indecisos y los que no contestan son 39%. La moneda está en el aire.

 

Encuesta muestra a qué votantes debería apuntar Cambiemos

 

Lo más interesante para el war-room electoral amarillo surge en el desagregado: Cambiemos se fortalece algo entre los mayores de 65 años (en ese universo, 50% lo votaría) y aquellos con nivel económico alto (47%). Entre los hombres, 30% votaría a favor, pero 38% optaría por la oposición mientras que, entre las mujeres, los números son 26% y 29%, respectivamente, es decir, están más indecisas y con una tendencia menos clara. A nivel regional, Cambiemos se fortalece en la Ciudad de Buenos Aires (41%), aunque también es cierto que 39% optaría por la oposición. Es la región más decidida: 80% ya sabe (o dice saber) a quién votará. En las otras regiones (con la excepción del GBA) la tendencia aún no es clara.

 

El manual indica que el Gobierno debería enfocarse en quiénes hoy dicen que no lo votarían y donde, además, hay más indecisos, más que en su electorado cautivo. Los “puntos flacos” de Cambiemos son varios, pero uno sobresale: los jóvenes. Entre aquellos de 16 hasta 24 años, sólo 14% los votaría y 31% votaría por la oposición mientras que la preferencia, entre los de 25 y 34 años, sería 24% y 33%, respectivamente. Es cierto, hay un alto porcentaje de indecisos, pero la tendencia es elocuente y Cambiemos debe mejorar sus números en esos segmentos que, además, son importantes en peso electoral.

 

A nivel socioeconómico, los peores números están en los sectores de menores ingresos: solo 23% se inclinaría por Cambiemos y 32% por la oposición. Allí, la cuestión económica es clave y el Gobierno debe procurar que la inflación baje hacia mediados de 2019 y que la actividad empiece a moverse un poco más. Esos números no coinciden con la visión de que el apoyo que perdió el Gobierno fue el de la clase media: allí, 31% votaría por Cambiemos contra 34% que iría por la oposición.

 

A nivel regional, la situación es clara y el manual indica hacer eje en el Gran Buenos Aires. Una necesidad, además, dado el peso electoral de la región. Allí, 22% de los habitantes iría a Cambiemos y 44% dice que votará por la oposición. Sumados, son 66% del total y aún quedan 34 puntos que serán claves para definir qué pasa en octubre. Si Cambiemos no hace más pie allí, peligra la reelección.